Por Lolita Cuevas-Avendaño
26 septiembre, 2016

¡Acapara todos los reflectores!

La pareja más adorable de Inglaterra, Kate y William, están en territorio americano haciendo un viaje Real por Canadá, como parte de las obligaciones que deben cumplir como Duques de Cambridge. El príncipe George y la princesa Charlotte acompañaron a sus padres en esta visita diplomática, lo que fue la primera experiencia para la pequeña en un evento de la Comunidad de las Naciones. 

Este es el primer viaje que la princesa Charlotte hace al extranjero, mientras que para George es el segundo, quien previamente había estado en Australia y Nueva Zelanda.

image-4-2
Fuente

La familia aterrizó en Victoria, Canadá, y sin duda, los reflectores se lanzaron a los pequeños primores de la familia inglesa. Charlotte se convirtió en el centro de atención al cautivar a todos los presentes en su primer viaje real. con tan sólo un año de edad, fue capaz de acaparar todas las miradas. 

image-2-2
Fuente
image-2-2
Fuente

George se comportó a la altura de la circunstancia, dejando claro que se está convirtiendo en un niño bien portado.

image-1-2
Fuente
william-kate-george-charlotte-arrive-in-canada-2
Fuente

Para contextualizar la relación británica-canadiense y la importancia de la visita de la familia Real de Inglaterra, desde 1982 Canadá es un país independiente, pero actualmente sigue bajo el “dominio2 de la reina Isabel. en términos prácticos, la visita significa un gran “problema” político.

william_kate_ap-2
Fuente

En el segundo día de viaje, Kate y William estuvieron en Sheway, una organización en Vancouver que apoya a las madres y a las mujeres embarazadas que tienen problemas con las drogas y el alcohol. En su agenda de visitas también destaca la Sociedad de Servicios para Inmigrantes de la Columbia Británica, en donde se reunirán con una familia de refugiados sirios. 

El resto de su viaje lo dedicarán a estar en las comunidades de las Primeras Naciones, a conocer la cultura indígena de Canadá y a disfrutar de sus espectaculares paisajes, mientras refuerzan su apoyo a la conservación.

image-5-2
Fuente

En cuanto a los niños reales, su única interacción con el público está reservada para el último día del viaje, en Victoria. Sin que eso importe, cada vez que aparecen en público, se convierten en el blanco de todas las mitradas cautivadas por la exquisitez de los querubines.

image
Fuente

Lo más asombroso de estas fotografías es la cara de felicidad de Kate aún después de haber atravesado el Atlántico junto a dos niños pequeños.        

Puede interesarte