Por Nicole Lavanchy
15 May, 2015

Un nombre diferente siempre será recordado, así como también esa valiente persona que lo lleva.

Tu nombre es algo completamente fuera de lo común. Cada vez que alguien te lo pregunta, inevitablemente recibes una respuesta como “¿ah?! o “te pregunté por tu nombre, no por tu apodo o tu apellido”, y eso ya es algo a lo que estás acostumbrada. Sin embargo, no siempre lo estuviste. Odiaste a tus padres el día en el que te diste cuenta de que los nombres de tus compañeras de curso se repetían, por lo que eran completamente normales, y que cada vez que una profesora decía tu nombre en voz alta, hasta ella ponía cara de extrañeza. Fueron años de sufrimiento, hasta ahora.

Captura-de-pantalla-2015-05-13-a-las-16.06.19

Fuente

Hasta ahora que creciste y te diste cuenta que no hay nada más genial que ser distinta al resto. Hasta ahora que te diste cuenta de que efectivamente llevar un nombre extraño te hizo ser fuerte, tolerante y paciente, porque creciste en base a un desafío que muchos, sin saber, te recalcaron en la cara a veces burlándose.

Pero ahora sabes que el solo hecho de tener un nombre único, da a luz a una personalidad distintiva. Una persona con un nombre peculiar en seguida destaca, sin siquiera querer hacerlo. Ese nombre te da carácter, te hace interesante y te da un estilo único, que puedes llevar de la manera que quieras. 

Captura-de-pantalla-2015-05-13-a-las-16.06.11

Fuente

Quien tenga un nombre fuera de lo normal, tendrá una vida fuera de lo normal. Desde una temprana edad, una mujer con un extraño nombre ha tenido que soportar burlas y extrañas reacciones, y el poder hacer caso omiso y tomar eso como una oportunidad, habla de una persona resiliente y positiva, que tiene una base sólida para construir el resto de su vida. 

Una mujer con un nombre diferente perdió cualquier tipo de miedo, ya que tuvo que saber evadir sus temores desde pequeña. Es la pionera en probar cosas nuevas y nada la derrota. Tiene una historia a sus espaldas y llama la atención donde quiera que vaya, ya que todos quieren saber qué es eso que hay detrás de ese nombre.

Un nombre diferente construye mujeres fuertes, empoderadas, independientes y optimistas, y siempre será recordado, así como también esa valiente persona que lo lleva.