Por Andrea Araya Moya
12 mayo, 2015

Preferimos renunciar a todo, en lugar de luchar. 

El amor requiere de esfuerzo, de cuidado y de que lo nutras día a día para que pueda mantenerse vivo con el tiempo. Al menos así era antaño, cuando las parejas solían ser detallistas y valoraban considerablemente la idea del amor. Sin embargo, en estos tiempos esta premisa no es la más cercana a lo que vemos en las parejas hoy en día.

poco3Fuente: We Heart It

Lo cierto es que estamos viviendo en una sociedad, o una generación, si se le puede decir así, que prefiere desechar y botar a la basura todo lo que no funciona, en lugar de luchar por arreglarlo, y esto, lamentablemente, se extiende a las relaciones de pareja. Cuando hay conflictos se opta por lo más fácil: terminar todo. Y aunque en algunas parejas sí es necesario dejarlo todo atrás, la verdad es que hay otras en las que es necesario luchar, porque son relaciones que valen la pena.

poco2Fuente: We Heart It

Hemos sido testigos, o protagonistas, de relaciones que terminan porque una de las dos personas está demasiado acostumbrada a todo y quiere algo nuevo. Y ese es un error. Si te sientes triste, vacío, desanimado o limitado, entonces sí opta por algo que te haga bien, pero si es algo pasajero y es sólo a raíz de algo negativo que te está invadiendo, entonces opta por luchar por esa relación que te hace feliz y con la cual has crecido.

poco4Fuente: We Heart It

Lamentablemente esto no es algo que pase pocas veces. De hecho, te sorprenderías con saber que más de alguien ha preferido salir un par de veces con otra persona, sin ir más allá, pues no cree que sea necesario comprometerse y prefiere disfrutar superficialmente de las cosas que sucedan. No involucran mayores sentimientos, pues prefieren tener algo que dure sólo un poco y no los obligue a aspirar a más, pues tienen otras prioridades.

Y tristemente es así. Nos sumergimos cada vez más en una sociedad en la que estar en pareja por mucho tiempo es más un sueño que una realidad.

Haz el cambio, lucha por ese amor que tanto quieres.

Te aseguro que valdrá la pena.

Puede interesarte