Por Alejandro Basulto
30 December, 2019

A sus 14 años dejó una huella en la historia por solo abrir su boca de 91 centímetros de ancho.

Hace tiempo, era muy común en varias emisiones televisivas alrededor del mundo, que dieran un conocido programa sobre los Récords Mundiales Guinness, en los que uno se asombraba viendo de lo que eran capaces algunas personas.

Guinness World Records

Desde talentos únicos muy ridículos a casos de personas que podían trasladar varios vehículos con s0lo su boca y cuello. Casos así son muchos y hay libros, además de varias producciones audiovisuales, totalmente dedicadas a estos impactantes y llamativos casos.

Guinness World Records

Y el joven Issac Johnson, de Bloomington, en Minnesota, Estados Unidos, es una de esa personas que ha dejado su huella en el mundo y en la historia gracias a un talento único. Que más allá de ser admirable, sin duda el suyo está entre los hilarantemente asombrosos.

Guinness World Records

Ya que este niño de 14 años tiene una boca que cuando la abre mide 91 centímetros de ancho. Lo que está fuera de todo promedio y de toda abertura mandibular vista anteriormente. Realmente estamos ante algo nunca antes visto, y como muchos, curiosos por saber de lo que es capaz.

Guinness World Records

Ya que tener una boca tan grande debe tener su ventajas. Al menos de lo que sabemos, gracias a lo visto en las grabaciones propiciadas por Récords Mundiales Guinness, con esta boca Isaac puede ingerir botellas de bebidas enteras, pelotas de tenis y naranjas de un bocado.

Guinness World Records

Un montón de malvaviscos no son un reto para él, y de hecho, si hubiera un récord de cuántos malvaviscos uno puede tener en la boca, esa debería ser otra marca para este niño de 14 años.

Guinness World Records

Isaac siempre supo que era distinto al resto, pero solo en los años 2016 y 2017 fue consciente de que su aparato oral era considerablemente superior a lo normal. Fue así cuando un día estaba viendo un ejemplar de Guinness World Records 2016 con su hermano, que se dio cuenta que habían premios por tener particularidades como la suya, y claro, sin dudarlo se presentó. Rompió la marca, siendo además un fan del Libro Guinness de los Récords Mundiales.

Puede interesarte