Por Luis Lizama
10 agosto, 2021

Morhad Amdouni fue ampliamente criticado, por esta conducta antideportiva en la prueba olímpica de maratón en Tokio 2020. Él se defiende y explica: “Intentaba coger una, pero resbalaban”.

Más allá de las competiciones, en la práctica de una disciplina existe lo que se conoce como espíritu deportivo. Es una conducta basada en el respeto y en la nobleza de, no solamente ser buenos competidores, sino también personas íntegras. Esto compete a entrenadores, árbitros y toda clase de deportistas, ya sea futbolistas, tenistas o atletas como en este caso.

Morhad Amdouni es un atleta francés, especialista en la modalidad 10000 metros, campeón europeo en 2018 y con muchas distinciones a lo largo de su carrera. En Tokio 2020 destacó negativamente.

Amdouni empujó las botellas con su mano y las tiró para que ningún otro corredor pudiese beber. Una actitud antideportiva.

Tokio 2020

El atleta francés ha protagonizado la imagen más antideportiva de los Juegos Olímpicos. Fue captado en el avituallamiento en la prueba de maratón del evento, botando todo con su mano para que supuestamente ningún otro corredor pudiera tomar. 

Ante las duras críticas recibidas, Amdouni se defendió: “Intentaba coger una, pero resbalaban”, dijo.

Acá te compartimos el video del polémico momento:

Y si miramos el video en detalle y con cámara lenta, las declaraciones del atleta cobran sentido.

Lamentablemente fue algo que llamó mucho la atención, porque durante aquella prueba la temperatura ambiente alcanzó altas cifras. 

“Con el cansancio y todo eso, poco a poco fui perdiendo lucidez y energía, mientras aguantaba. Me gustaría disculparme con los atletas. En un momento, traté de poder sostener una botella de agua, pero se me cayó un poco. No fue fácil.

Para garantizar la frescura de las botellas, se sumergen en agua. Lo que las vuelve resbaladizas. Sin embargo, está claro que estoy tratando de tomar una botella desde el inicio de la fila pero apenas las tocamos, se deslizan”.

–explicó el atleta en su Instagram–

Considerando todo aquello, solo quedará en el criterio del deportista si hizo bien o realmente tuvo una actitud antideportiva. 

¿Qué crees tú?

Puede interesarte