Por Constanza Suárez
15 julio, 2020

El país ahora sancionará la toma de fotos o videos con intención sexual, compartir el material, perseguir a otra persona y ruidos o silbidos con fines sexuales, entre otras acciones.

Este martes la Asamblea Legislativa de Costa Rica aprobó una ley que tipifica el acoso sexual callejero como un delito y lo castiga con penas de cárcel y multa, dando un paso importante en la agenda feminista. 

Según información de EFE, la Asamblea votó en segundo y último debate la Ley Contra el Acoso Sexual Callejero con 47 votos a favor y ninguno en contra. Se ausentaron diez diputados de la votación.  La iniciativa necesita de la ratificación del presidente Carlos Alvarado para entrar en vigor, pero cuenta con el apoyo de varias bancadas. 

Observatorio contra el Acoso Callejero

Esta nueva ley castigará con penas de prisión, de un año y un año y medio, a personas que tomen fotos o videos con intenciones sexuales en sitios públicos, y si se comparte el material, la pena asciende a dos años. 

También se tipifica penas para masturbación o mostrar genitales en lugares públicos, de 6 meses de cárcel, y de ocho meses a un año de cárcel para quienes persigan o acorralen a otra persona con fines sexuales. En tanto, el uso de palabras, ruidos, silbidos, jadeos o ademanes con fines sexuales hacia otra persona pueden llevar a una multa.

Grupo L’Oréal

Existen agravantes para los castigos en caso de que la víctima sea menor de edad, anciana o con alguna discapacidad, o si el ofensor es reincidente. 

“Hoy la Asamblea Legislativa aprobó en segundo debate el proyecto de Ley contra el Acoso Sexual Callejero. Agradezco al Congreso y a todas las mujeres que trabajaron para hacer posible esta iniciativa, que pronto será ley y contribuirá a construir una sociedad más respetuosa”, expresó el presidente del país, Carlos Alvarado, en sus redes sociales. 

Getty

“El acoso sexual callejero no es inofensivo, es violencia contra las mujeres y sus cuerpos, y ya no podremos seguir justificando, naturalizando ni minimizando esta conducta machista y cotidiana”, declaró la ministra de la Condición de la Mujer y presidenta del Inamu, Patricia Mora. 

Getty

“Las mujeres tienen derecho a caminar en libertad y sin miedo. La ciudad también es de las mujeres. Pero mientras avanzamos hacia el cambio cultural, hasta conseguir que la sociedad desnaturalice el acoso sexual callejero, el Estado debe asegurar el acceso de las mujeres a la justicia”, sentenció.

 

 

Puede interesarte