Por Ignacia Godoy
11 January, 2017

Todo el público aplaudió de pie casi toda su duración.

Y llegó el momento que nadie estaba esperando, que todos temían y que la mayoría de las personas quería evitar. Hace ya unos meses que la gente se estaba preparando para este terrible momento en la historia de la humanidad en el que Barack Obama nos dejaría (sabemos que tampoco fue el mejor de todos los tiempos pero sí hizo su trabajo) y entraría Donald Trump.

Ayer en la noche, en Chicago, Obama se despidió de toda una nación junto a su mujer Michelle y su hija Malia (la más pequeña estaba estudiando para un examen escolar) e hizo que Estados Unidos entero se emocionara hasta las lágrimas.

6abc

Pero el momento más emotivo fue cuando el presidente, o en estos momentos ex presidente, le agradeció a su mujer Michelle por poner todo de sí en una tarea que no tenía planeada.

“Tomaste un rol que no pediste y lo hiciste tuyo con gracia, estilo y buen humor. Hiciste de la Casa Blanca un lugar donde todos pertenecieron. Y las nuevas generaciones tendrán metas más altas porque te tendrán a ti como modelo a seguir”

-Dijo Obama en su discurso en Chicago

6abc

Las palabras hicieron llorar a Malia y el momento que pensamos que había sido el más hermoso de todos, pasó a segundo plano porque su hija la miró con el más inmenso amor de todos. En serio se me salen las lágrimas en este mismo instante.

6abc

¿Habrías llorado como Malia? Puedes ver el discurso completo aquí.