“Era como un animal, me tiró del cabello, me enterró sus uñas en la cara e incluso me mordió”.

Una noche de fiesta le costó casi mil dólares a una mujer de 30 años que tuvo una enorme confusión y entró al departamento equivocado a la 1.30 de la madrugada. Quizás no hubiese tenido que pagar -ni vérselas con la ley- si no fuera por la actitud violenta que tomó cuando los verdaderos residentes del lugar le dijeron que estaba en el hogar equivocado.

El 17 de septiembre de 2016 Emily Campbell y su mamá se acostaron normalmente. Emily cuenta que su mamá estaba superando un tratamiento contra el cáncer así que estaba bastante débil.

A eso de la 1.30 de la mañana Emily sintió golpes en la puerta y fue a ver qué pasaba. Cuando abrió la puerta se encontró de cara con Stacey Bunyan.

Stacey, de 30 años, estaba ebria e irrumpió en el departamento empujándola y yendo directo a la cocina.

La mamá de Emily se despertó y ambas la dijeron a Stacey que se fuera porque ese no era su departamento, pero al parecer la mujer no entendía el problema y luchó con ellas para quedarse.

“Mi mamá se estaba recuperando de cáncer y no estaba en condición de pelear así que traté de sacarla de la casa y ella me atacó”.

-Emily Campbell, citada en el Daily Mail-

Facebook.

Stacey atacó a Emily, le tiró del cabello e incluso la mordió antes de que ella pudiese reducirla y otros vecinos llamaran a la policía.

“Era como un animal: Me tiró del cabello, me enterró sus uñas en la cara e incluso me mordió”.

-Emily-

Cuando llegó la policía tanto Stacey como Emily, que tiene solo 20 años, fueron trasladadas al Hospital Royal Alexandra en Paisley para que les curaran su heridas y constataran sus lesiones.

El caso pasó a la justicia y esta semana el juzgado de Paisley determinó que Stacey deberá pagar una multa de 400 libras y una indemnización a la familia Campbell por 400 libras, en total son más de mil dólares.

Las lesiones de Emily. Facebook.

Durante el juicio, la fiscal Emma Jeffrey explicó cómo Bunyan se subió a Emily cuando ella estaba en el suelo.

“Esto fue atestiguado por otros, quienes llamaron a la policía. Vieron a la acusada acostada en las escaleras y se golpeó en la cabeza por su alto nivel de intoxicación”.

-Emma Jeffrey, fiscal, citada en el Daily Mail-

Stacey tenía antecedentes de otros problemas con la justicia y recientemente había sido degradada de su puesto como gerente en una tienda.

Puede interesarte