Por Catalina Yob
25 enero, 2017

Ahora es cuando nuestras pesadillas comienzan a hacerse realidad.

Junto con el inesperado y descabellado triunfo de Donald Trump ante las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos, vino inherentemente el miedo a que todas sus insólitas ideas y propuestas se concretaran. El idílico muro que separaría a México y el cual se veía completamente lejano a la realidad actual, es un hecho que se llevaría a cabo prontamente según anunció el propio Presidente tras firmar el decreto que dicta su construcción inmediata. A pesar de que el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó que no financiaría la construcción del muro, Trump aseguró que México lo pagará “de una u otra manera”. 

De la misma forma, las políticas migratorias que esparció durante toda su candidatura y a través de todas las redes sociales posibles, y las cuales llegaron hasta los lugares más recónditos del mundo debido a su ridiculez, comienzan poco a poco a hacerse realidad y a asechar constantemente a las millones y millones de personas que residen actualmente en el país (y a las que no), sobre todo a quienes viven de forma ilegal en Estados Unidos, pero que sin embargo ya construyeron sus vidas en esa nación.

Hor América

Hace un par de días Trump anunció la decisión afirmativa desde el poder ejecutivo para construir el muro que separaría a ambas naciones, y de hecho, hoy firmó el decreto que oficializaría la propuesta y ordenaría que la construcción se lleve a cabo lo más rápidamente posible, argumentando que el propósito de reforzar las fronteras se debe a que la inmigración “provoca inseguridad y fomenta la comisión de crímenes en Estados Unidos”.

Vanguardia

Debido a que los inmigrantes son uno de los frentes de lucha más conflictivos para su mandato, Trump planea suspender temporalmente la emisión de visas a mujeres, hombres y niños que provengan de países islámicos en conflicto, hasta que no se ejecute un plan oficial para manejar la situación de estos ciudadanos en Estados Unidos.

Ariete Caborca

Entre las naciones que podrían verse afectadas por la suspensión de visas de residencia son Siria, Irak, Irán, Afganistán, Yemen, Libia, Somalia y Sudán, justamente las naciones que se han visto más afectadas por los constantes bombardeos que arremetieron por completo con sus vidas, y quienes han sido tácitamente forzados a abandonar sus hogar para poder sobrevivir.

Muy Curioso

Como si no existiese suficiente polaridad en el mundo, Trump intentará por el resto de los 4 años por los que se prolongará su gobierno, incentivar aún más el odio entre naciones y hacia los refugiados o inmigrantes, lo que finalmente conllevará a la creación de una sociedad egoísta, la cual no tendrá la mínima capacidad de ponerse en el lugar del otro o sensibilizarse por el dolor de alguien más.

Sin dejar de mencionar que olvidará cualquier tratado que busque aminorar los irreversibles y visibles daños que está provocando el cambio climático actualmente a nuestro planeta.

Si esto no es agitar el odio y retroceder en el tiempo para volver a cometer los mismos errores del pasado, no sé qué pueda llegar a serlo…

Puede interesarte