Por Alejandro Basulto
30 junio, 2021

Nito Souji es un joven hikikomori, que es el término utilizado en Japón para referirse a quienes se distancian completamente de la sociedad. Un desarrollador profesional de videojuegos que solo sale cada dos meses para cortarse el cabello.

Hace 10 años empezó. Luego de regresar a su ciudad natal, Tokio, Nito Souji, sintiéndose avergonzado de sí mismo y con mucho miedo a salir, decidió convertirse en un hikikomori más. Un concepto y estilo de vida que define a quienes optan por retirarse completamente de la sociedad, para así buscar una vida de aislamiento y de ausencia de roce con de las demás personas. Antes de que llegara la pandemia del COVID-19, él ya se había impuesto una cuarentena que hasta la fecha, ha durado más de una década.

Nito Souji / Twitter

Afortunadamente, dentro de lo que ha sido su vida en el ostracismo, este desarrollador profesional de videojuegos independientes ha sabido sopesar el aislamiento y la soledad a través de justamente sus conocimientos informáticos.

Nito Souji / Twitter

Ya que básicamente sus días consisten de su trabajo como desarrollador de juegos y de sus streamings en los que presenta sus avances y habla de sus temas de interés. Tan bien le ha ido en ello, que a la fecha, suma más de 26.200 suscriptores en su canal en Youtube. En él habla de sus videojuegos y se graba jugándolos, tal como lo hacen muchos gamers hoy. Sin olvidar que también Nito los edita y modifica en vivo.

“Lo único que puedo llamar mi rutina diaria es un breve ejercicio. 20 minutos alrededor de las 8 pm. Luego, como un bocadillo dulce, sigo trabajando. Me acuesto a las 4 de la mañana. Esa es mi vida diaria”.

– dijo Nito Souji a Unilad

Nito Souji / Twitter

Un joven japonés que inicia sus días a las 11 de la mañana, para luego levantarse mientras se pone al día con las noticias. Para después revisar los correos electrónicos que llegan durante una hora y así posteriormente poder dedicarle dos horas al desarrollo de sus videojuegos, en los que revisará posibles errores.

Nito Souji / Twitter

Tras ello, almorzará y nuevamente seguirá trabajando con pequeños descansos y distracciones entremedio. Lo que varió un poco con respecto a sus primeros días de confinamiento, ya que cuando volvió a su tierra natal, lo hizo con la intención de convertirse en un escritor de manga, aunque pronto eso le aburrió.

Nito Souji / Twitter

“Publiqué un par de libros digitales de doujin, pero me estaba cansando de mis dibujos y creaciones. Tenía muchas ganas de hacer creaciones que se alinearan con mis visiones y valores (…) No salí porque quisiera dedicarme a mi trabajo. Descubrí que estaba avergonzado de mí mismo y tenía miedo de salir (…) No pude mantener relaciones con mis amigos en Tokio. Esto significa que no ha habido ninguna razón para salir. Me pongo bastante nervioso cuando no estoy trabajando en mi proyecto por mucho tiempo”.

– explicó Nito

Nito Souji / Twitter

Un hikikomori que ha sabido eliminar los deportes al aire libre realizándolos en su hogar de manera bastante creativa, sin olvidar que para llevar a cabo otras tareas que son necesarias, ha utilizado los nuevas tecnologías y servicios de repartición a domicilio. Para comer, por ejemplo, utiliza aplicaciones de entrega de alimentos para que le dejen sus compras en la puerta.

Y finalmente, Nito Souji solo sale de su departamento cada dos meses para cortarse el pelo.

Puede interesarte