Por Florencia Lara
30 septiembre, 2022

Aun así, Nang Mwe San está dispuesta a seguir luchando, no solo para no ir a la cárcel, sino para demostrar que cada mujer tiene derecho a decidir sobre cómo mostrar su cuerpo.

En los últimos años, muchas han sido las mujeres y hombres que han celebrado su triunfo en la plataforma para adultos, OnlyFans. Pero, en el caso de Nang Mwe San, su vida como modelo en aquella red social, solo le ha implicado desgracias, desde perder su trabajo, hasta ser condenada a prisión.

 

Twitter: @NannMweSan

Nang Mwe San, una joven oriunda de Myanmar, con apenas 22 años, recibió su título como médico general, provocando gran orgullo en su familia. Pero, tiempo después, quiso explorar su faceta más artística, por lo que se unió a OnlyFans, la reconocida plataforma para adultos, donde la chica comenzó a modelar en lencería.

A pesar de que Nang Mwe San hacía ambos trabajos en paralelo, la Institución de Médicos de Myanmar, decidió revocarle la licencia como doctora a la joven. ¿La razón? Su cuenta en OnlyFans era considerado algo inmoral por las autoridades, por lo que le prohibieron ejercer en el área de la salud.

Twitter: @NannMweSan

Es por la misma causa, que Nang Mwe San comenzó a avocarse por completo solamente al contenido para adultos. Con el tiempo, empezó a disfrutar su nueva ocupación cada vez más. Pero, a su país le disgustó cada día más también de que una de sus compatriotas mostrara su cuerpo en internet a cambio de dinero.

Fue tanto el malestar que causó la profesión de Nang Mwe San ante Myanmar, que las autoridades decidieron demandarla ante un tribunal por daños a la moral, según alega la corte del tradicional país.

Twitter: @NannMweSan

Aunque el mundo entero pensó que la demanda contra la modelo no pasaría a mayores, desgraciadamente no fue así. Hoy Nang Mwe San fue condenada a pasar 6 años en la cárcel debido a usar OnlyFans, provocando gran revuelo en las redes sociales.

Twitter: @NannMweSan

A pesar de la condena, Nang Mwe San pretende seguir luchando. No solo para revocar dicha sentencia, sino que para demostrar que exhibir su cuerpo en internet con su consentimiento, es su decisión, y no la de su país.

 

Puede interesarte