Por Alejandro Basulto
7 octubre, 2019

Ahora solo necesita el permiso de las autoridades para implementarlo en una calle.

El joven Ingeniero civil, Israel Antonio Briseño, ha logrado destacarse gracias a su dedicación, inteligencia y capacidad para crear cosas nuevas en el área de la viabilidad y del transporte. Es lo que más le motiva, por lo que siempre está trabajando en ello, sino es que jugando Pokemón en su celular. Y cuando le dieron la oportunidad de competir en el concurso James Dyson-México, para dar a conocer su habilidad en la creación de diseños innovadores, no la desaprovechó.

Revista Construye

Debido a que este ingeniero civil de México, egresado de la Universidad Autónoma de Coahuila, sorprendió a todos con la exposición de su nuevo pavimento hecho de un asfalto autorregenerativo, el que solo necesita del agua para repararse. Sin dejar de mencionar, que para su creación, solo se necesitan llantas de vehículos colectadas y sometidas a un proceso que las transforme en una base de goma, sirviendo de esa manera como suelo y que permitiría tapar las grietas que aparecen con el tiempo.

“El proyecto está inspirado en darle solución al daño que produce la lluvia en el pavimento (…) Así, cuando el agua hace contacto con el pavimento, se crea una reacción química y se da automantenimiento. Si bien existen pavimentos autorregenerativos, ninguno funciona a base de agua”

– explicó la Fundación James Dyson sobre la creación de Israel, según consigna el medio Crónica.com.

Pixabay

Israel Antonio ganó el premio y lo sorprendente es que llegó a este concurso solo por suerte, tras que le apareciera una publicidad suya en Facebook. Y eso además ocurrió el año pasado, cuando postuló y no quedó. Pero en esta ocasión le hizo algunas mejoras y no solo quedó seleccionado, sino que también ganó.

La innovación surge de las crisis porque en ellas uno se plantea la necesidad de pensar los problemas desde una perspectiva diferente. Entonces, las crisis son algo que hay que aprovechar y creo que en México puede dar muchos resultados porque aquí abunda la creatividad (…) Yo ya cuento con un prototipo funcional, pero para que esto sea un producto de uso se necesitan más alianzas y ayuda. Por eso creo que el ganar este premio me ofrece la posibilidad de contar con más contactos y hablar con más ingenieros para materializar el uso de este invento”

– dijo Israel Antonio a Crónica.com.

Revista Construye

A este joven entusiasta por la viabilidad y mejorar los errores en el transporte de miles de personas, solo le falta el apoyo de las autoridades para hacer realidad su proyecto. Y esperemos que lo reciba, por el bien de transeúntes y automovilistas.

 

 

 

Puede interesarte