Por Cristofer García
4 May, 2020

Quienes practiquen la extirpación de estos órganos, cosa común en el país africano, serán castigados con 3 años de prisión.

Un paso importante de la lucha de las mujeres. En Sudán criminalizaron la mutilación genital femenina, práctica que era común en este país africano y que ahora será castigada con 3 años de prisión. Esto da inicio a una nueva era en cuanto al derecho de las mujeres, según lo calificaron los activistas.

De acuerdo a datos de Organización de Naciones Unidas, en Sudán alrededor de 9 de cada 10 mujeres –entre los 15 y 49 años–, principalmente musulmanas, son sometidas a la mutilación genital femenina.

AP

Es una práctica que pude derivar en problemas de salud en estas mujeres, a quienes se le extirpan sus genitales parcial o totalmente. Sin embargo, esto cambiará desde que el gobierno aprobó una enmienda a su legislación penal, para que todos aquellos que realicen esta actividad se enfrenten a 3 años de prisión y una multa.

A pesar de que este es un avance para eliminar la mutilación de genitales femeninos, los grupos de derechos de la mujer advierten que no será tarea fácil que condenar esta práctica sea aceptada por las comunidades que la consideran tradicional cuando se casan con sus hijas.

AP

“La prevalencia de la mutilación genital femenina en Sudán es una de las más altas a nivel mundial. Ahora es el momento de utilizar medidas punitivas para garantizar que las niñas estén protegidas de esta práctica tortuosa”, dijo Faiza Mohamed, directora regional de África de Equality Now, a Reuters.

“Tener una ley contra la mutilación genital femenina actúa como un elemento disuasivo importante, sin embargo, Sudán puede enfrentar desafíos para hacer cumplir la legislación. Es posible que las personas que todavía creen en la práctica no denuncien casos o actúen para detener la mutilación de genitales femeninos cuando saben que está sucediendo”, agregó.

AP

Mohamed afirmó que creen se pueden buscar formas de evitar la detección, mientras que los funcionarios que creen en esta práctica pueden incumplir la ley. De acuerdo a Reuters, unas 200 millones de niñas y mujeres en todo el mundo han sido sometidas a esta mutilación, calificada como una tortura.

Además, es una creencia que que se practica en al menos 27 países africanos y partes de Asia y Oriente Medio. Entre las consecuencias más extremas, las niñas pueden desangrarse o infectarse hasta morir, mientras que la mutilación genital femenina también puede causar complicaciones fatales en el parto más tarde.

AP

La mutilación de lo genitales también puede provocar quistes, lesiones en la uretra, y que estas mujeres deban afrontar relaciones sexuales dolorosas e incapacidad para llegar al orgasmo.

Sin embargo, esta ley es solo el primer paso de un largo camino. No es solo esta práctica la que vulnera los derechos de las mujeres en este país, sino que ellas también sufren una serie de agresiones como el matrimonio infantil, la violencia doméstica y la violación. Y a pesar de ello, existen pocas políticas para proteger a las mujeres y las niñas.

AP

De hecho, la violación conyugal y el matrimonio infantil no son considerados delitos en este país. Sin embargo, las demandas femeninas han subido en importancia desde el cambio de gobierno en Sudán, luego de derrocar al veterano autócrata Omar Al-Bashir.

AP
Unsplash

El gobierno de transición se ha comprometido a priorizar los derechos de las mujeres en este proceso. Esta administración también derogó al ley que prohibía a las mujeres usar pantalones o dejar su cabello descubierto en público.