Por Felipe Costa
26 abril, 2021

“No te vuelvas a levantar”, se puede escuchar decir a una voz masculina en los audios filtrados de la clase. Mientras la profesora suplicaba que le dejara cortar la sesión para que sus estudiantes no escucharan los golpes, los alumnos eran testigos de todo y ya buscaban ayuda.

Si la cuarentena ha sido un período difícil para la mayoría puesto que la convivencia a veces se termina desgastando, más difícil es para aquellas personas que están obligadas a compartir a tiempo completo con su agresor. A lo largo del año, son cientos las denuncias que se han hecho respecto a a casos de violencia intrafamiliar en México y esta vez una profesora universitaria resultó ser la víctima, informa El Universal.

Jorge Alvarado

Cuando Ángel María Garibay Kintana se encontraba dando clases la semana pasada a sus estudiantes de inglés de la Universidad Autónoma del Estado de México, un hecho irrumpió la sesión de manera abrupta, no solo impactando a los asistentes sino a todo internet, una vez que los audios que provenían de la computadora de la maestra se filtraran, revelando el momento en que su pareja la comenzó a golpear.

“No te vuelvas a levantar”, dice una voz masculina al mismo tiempo que se escuchan los golpes y cómo la mujer suplica que le permita cortar la clase entre lágrimas, sin embargo, el hombre no tuvo piedad.

Apocaliptic

Al parecer no era la primera vez que Garibay sufría este tipo de maltratos por parte de su pareja, el audio deja a entrever una actitud sumisa más que de defensa y esto alertó tanto a los alumnos que notificaron a la facultad, como a múltiples colectivos feministas que trabajaron para descubrir quien era el hombre detrás del audio.

El agresor fue identificado como Octavio García Limón, militante del Partido Acción Nacional. Esta vez, el hombre se habría enojado porque Garibay estaba usando su computadora personal para las clases, algo que le tenía prohibido. De todas formas, el actuar injustificado incitó a la Universidad a comenzar una investigación legal del caso, motivando a la maestra a que lo denunciara.

Jorge Alvarado

Garibay fue asistida por un abogado para llevar ante la fiscalía el caso de maltrato. Por parte del Partido Acción Nacional, cancelaron la militancia de García pidiendo el máximo rigor de la justicia frente al hecho.

Por último, los estudiantes de la profesora de inglés, salieron a protestar no solo para enseñar su enojo en este tipo de situaciones, sino para demostrar que apoyan a su maestra y que valoran la valentía que tuvo al decir “basta”. Quizás cuantas situaciones más se hayan dado en aquella relación, pero la buena noticia es que se pudo evitar que aquellas escenas de agresión escalaran a algo mayor.

Puede interesarte