Por Felipe Costa
20 mayo, 2021

“Puedes hacer conmigo cualquier cosa”, le dijo la mujer mientras lo abrazaba y lo tomaba de la mano. Sabía que el error le costaría caro, por lo que busco tentarlo como pudo para no pagar los daños.

Los accidentes vehiculares, además de poder herir a alguien, siempre terminan con más de un perjudicado. Por una parte está la persona afectada que necesita reparar su vehículo y por otro lado aquella que causó el accidente y debe cubrir todos los gastos. En esta ocasión, una mujer supo que su irresponsabilidad al volante no le saldría barato y por ello, intentó una estrategia de la cual terminó mucho más arrepentida.

Weibo

En la región de Guangxi, China, un accidente vehicular dio paso a una extraña escena que quedó viralizada en internet. Una conductora distraída chocó fuertemente al auto que tenía delante, no hubo heridos, pero el daño material era evidente y la reparación sería costosa. Muchos en esta situación aceptan el grave error, agachan el moño y aceptan cubrir los gastos del seguro, pero esta mujer trató de ganarse el perdón de una manera particular.

En un video grabado por transeúntes mientras remolcaban los vehículos, se le ve a la mujer coqueteando sin tapujos con el hombre al que chocó, pero él enojado simplemente no cede.

Weibo

Según detalla uno de los medios chinos, la mujer le dice que, “todo se puede resolver” y que incluso, intentando ser más explícita le dice al hombre que, “puedes hacer conmigo cualquier cosa”. Acto seguido lo abraza y lo toma de las manos creyendo haberse ganado su perdón, pero el afectado no estaba ni cerca de decirle que sí.

No está claro si quizás en algún momento la indecorosa oferta de la mujer causó algún efecto en el hombre, pues antes de rechazarla por completo, acepta el abrazo y entrelazar sus manos, lo que le habría dado quizás alguna esperanza a la conductora irresponsable. Lo cierto es que en China está prohibido cualquier intento de soborno en caso de accidentes, por lo que la ley estrictamente contempla recurrir a los canales regulares para resolver este tipo de problemas.

El conductor afectado puede que simplemente lo pensó dos veces antes de meterse en más problemas, pero quien pasó un peor momento fue la mujer, quedando expuesta por su intento de aprovechamiento en una situación tan delicada.

Puede interesarte