Por Catalina Yob
26 April, 2018

La acción del desesperado padre ha desencadenado que cientos de usuarios lo apoyen, sin embargo algunos relacionan el hecho con un “abuso”.

Luego de fallar en el intento de hablar de forma civilizada con el joven de 15, quien durante un prolongado tiempo se dedicó a acechar y molestar a su hija llamándola “Godzilla”, el padre de 53 años en una acción desesperada, colocó sus manos alrededor del cuello del adolescente con el presunto propósito de ahorcarlo. El hecho fue filmado por los amigos del adolescente, quienes tras ver al padre abalanzarse sobre él, comenzaron a gritarle que lo soltara.

El incidente tuvo lugar en un parque ubicado en la localidad de Queensland, Australia, el cual fue motivado por la actitud adoptada por el muchacho cuando Mark Bladen, el padre, se acercó a hablarle. Tras exigirle que dejara en paz a su hija, el joven comenzó a reírse deliberadamente, haciendo enfadar al padre, quien en menos de un segundo se abalanzó sobre él. 

Durante meses y pese a las incansables peticiones de la víctima, el muchacho de 15 años continuaba con su cometido de hacer su estadía en la escuela un infierno. El bullying no sólo se tradujo en crueles sobrenombres, ya que en múltiples ocasiones el adolescente le entregó obsequios tales como una crema de afeitar junto a una nota que rezaba “Aféitate”. 

Familiares y amigos del padre han avalado su actuar, asegurando que no hay límites a la hora de velar por la seguridad y protección de la familia, sin embargo hay quienes han salido a manifestar que se trataría de un abuso de poder, teniendo en cuenta la diferencia de edad entre Mark y el muchacho. 

Seven News
Seven News
Nine

Bladen aseguró a la policía que su actuar respondía a una pérdida de cordura momentánea, la cual fue fomentada por la mala actitud que tuvo el muchacho al escuchar lo que el padre tenía que decir. Luego de que las imágenes se volvieran viral, el padre de 53 años fue llamado a declarar ante la corte, en donde exteriorizó sus disculpas hacia el joven y se le ordenó el pago de 1.500 dólares.

“Siento mucho lo que hice, estoy muy arrepentido y avergonzado. Por favor no hagan lo que hice, sólo perdí el control. Definitivamente no es la forma para arreglar las cosas”.

“Cuando era joven tratábamos a las mujeres como damas y ahora debería ser lo mismo”.

Nine

La desesperación ante una problemática sin salida

Kids Helpline

El grave incremento que ha experimentado el bullying en las escuela alrededor del mundo, ha permitido que muchos decidan optar por la violencia en orden de proteger a quienes se han convertido en víctimas. Debido a que el bullying traspasó la fronteras de las paredes de la escuela y hoy se encuentra inserto en redes sociales, las víctimas sufren daños aún más graves a raíz del alcance que puede llegar a tener una publicación, fotografía o video que vaya en directo perjuicio de él o ella.

En los últimos años, el bullying ha puesto de manifiesto que no sólo provoca la aparición de desórdenes mentales en las víctimas, sino que éste, en los peores casos, puede llegar a matar. Hoy y lamentablemente existen cientos y miles de casos, alrededor del mundo, de niños que han tomado la determinación de quitarse la vida debido a que son asechados las 24 horas de los siete días de la semana por parte de compañeros de colegio. 

Las víctimas no sólo responden a adolescentes, sino que éstas también son niños pequeños de incluso menos de 10 años de edad, quienes prefieren callar su dolor y terminan ahogándose en su propio infierno. Los comentarios crueles suelen ser replicados en internet, en donde a través de las múltiples plataformas que hoy existen, son divulgados y se vuelven prácticamente viral.

IPN México

Pese a que cada día los gobiernos y las escuelas implementan nuevas líneas de acción para erradicar el bullying de sus salas de clase, la verdadera solución recae en los padres, en la educación que se enseña al interior de un hogar. Aún cuando los niños reciban ordenanzas por parte de sus maestros en orden de no molestar a quienes se encuentran a su alrededor, si sus padres no los crían con una educación basada en la tolerancia y el respeto, no hay muchas herramientas que puedan propiciar que ésta sea erradicada.

Puede interesarte