Por Catalina Maldonado
15 agosto, 2022

La actriz reveló que, incluso hoy, 18 años después, los hombres todavía se le acercan y le preguntan si está lloviendo, sabiendo que “están pensando en mi tocándome los senos”.

Hablemos de papeles icónicos y el de Amanda Seyfried en Mean Girls. Pese a que la actriz no era de los personajes principales, a partir de esta cinta, su nombre se hizo muy conocido y ha construido una sólida carrera en el cine y la televisión. Sin embargo, no todo fue miel sobre hojuelas para la actriz, pues se llevó una experiencia negativa de toda la aventura que esta cinta significó. 

A través de una entrevista para la portada de Marie Claire, la actriz habló en específico sobre la escena de los informes meteorológicos donde predice el clima tocándose los senos y explicó por qué las reacciones de los hombres la hacían sentir “asquerosa”.

Marie Claire

En ese momento, Amanda solo tenía unos 18 años, y desde entonces, los hombres aún se acercan a ella y le preguntan sobre el clima, sabiendo que solo están pensando en ella tocándose los senos. Una situación que la hace sentir totalmente incómoda. 

Como lo explicó en la entrevista, su problema no era con la escena en sí, si no con la forma en que los hombres responden a ella: Siempre me sentí realmente asqueada por eso”, le dijo Amanda a Marie Claire. “Tenía como 18 años. Fue simplemente asqueroso”.

Paramount

A raíz de esto, Amanda se refirió a los actores, que como ella, comienzan muy jóvenes en esta industria y se ven expuestos a una serie de cosas que no les corresponde o que no están acostumbrados a soportar.

La actriz comenzó actuando desde que tenía 14 años, por lo que sabe de lo que habla. Respecto a eso, dijo: “Pienso que estos actores más jóvenes deberían tener más seguridad”, agregó Amanda. 

Paramount

“Puede ser estresante. He visto que les pasa a mis compañeros”, dijo Amanda sobre casos de actores que se ven sobrepasados por la fama. Con eso sobre la mesa, la actriz decidió ir por el “camino opuesto” con su vida comprando una granja y viviendo algo fuera de la vista del público.

Instagram @mingey

A Amanda le encanta estar en su granja de Catskills, donde vive con su esposo, Thomas Sadoski, sus dos hijos, Nina, 5, y Thomas, 1, y un montón de animales.