Por Javiera Spröhnle
20 enero, 2017

Las autoridades han advertido del peligro de la zona, pero la gente sigue yendo.

Dos mujeres y un hombre de una comunidad aborigen, se dispusieron a cruzar el río Alligator, al norte de Australia. Iban a la latura del Parque Nacional Kakadu (Patrimonio de la Humanidad) cuando, de pronto, las mujeres miraron hacia atrás y su compañero ya no estaba. Lograron terminar en trayecto a salvo y de inmediato fueron a seguridad para informar sobre los hechos.

Días más tarde, la policía junto a los guardabosques encontraron el cuerpo del hombre desaparecido, río abajo cerca de un cocodrilo de 11 pies (3,3 metros).

pommepal

El cocodrilo fue abatido a tiros y el cuerpo del hombre fue llevado a la ciudad de Darwin para que se le hiciera una autopsia.

Las autoridades dicen estar frustradas por los riesgos que algunas personas toman al aventurarse en el río, aun sabiendo las consecuencias que esto puede tener. A pesar de conocerse un caso en el que, en 1987, un hombre murió decapitado ahí mismo, la gente se sigue arriesgando.

bobinoz

Hubo otro ataque fatal de cocodrilo, en mayo del año pasado, en el Parque Nacional Daintree (Patrimonio de la Humanidad), en el estado de Queensland, en el que murió una mujer de 46 años.

Esta historia me hace recordar a ese cocodrilo gigante que se vio en medio de un campo de golf:

O al niño de 2 años que murió en manos de un cocodrilo en Disney. Prefiero no recordarlo… 

Puede interesarte