Por Andrea Araya Moya
22 June, 2017

No es tan bonito como lo pintan las películas románticas.

En las películas o series de televisión, o en los libros, siempre se pinta que dormir con la persona que amamos es el momento más perfecto y, si bien sí lo es, no siempre resulta ser ideal como lo pensamos. La realidad es diferente, de hecho a veces puede ser poco placentero o hasta cómico. Y no me digas que no, pues no todas las parejas duermen abrazadas y con aspecto sonriente… a veces hasta tienes que luchar por tu espacio. 

1. El oso extremadamente cariñoso

Macarena Salinas/UPSOCL

Ese momento en el que tu pareja no encuentra mejor lugar para dormir que sobre ti.


2. El que duerme como cae a la cama

Macarena Salinas/UPSOCL

Cuando llegan a casa después de un largo día y sólo quieren acostarse. Y se lanzan literalmente a la cama.


3. No, definitivamente esta noche no

Macarena Salinas/UPSOCL

En serio, las relaciones de pareja no son como esas películas en las que muestran que los novios tienen relaciones todas las noches. Es mentira, existe el cansancio y eso puede provocar que no sientas ganas de tener intimidad… y no está mal.


4. La maratón de “ñiquis ñiquis”

Macarena Salinas/UPSOCL

Y, por el otro lado, están esos momentos en los que sólo sales de la cama para beber agua y luego volver a la acción con tu pareja.


5. Los domingo por la mañana… un clásico

Macarena Salinas/UPSOCL

No quieres levantarte ni para ir al baño.

¿Ves? No es como lo pintan las películas.