Por Valentinne Rudolphy
2 noviembre, 2015

Al final, todos buscamos romanticismo en algún punto de nuestra vida. No es nada fuera de lo normal

¿En qué momento el enamorarse del amor se volvió algo vergonzoso? Creo que eso es, en especial entre jóvenes y nuevas generaciones. Desde la música romántica hasta un pequeño gesto. Todo ello puede verse como algo “demasiado cursi”, y te hará víctima de burlas y humillación. Incluso tú te preguntarás: “¿Qué rayos es lo que acabo de hacer?“.

Todos alguna vez hemos dicho con algo de desprecio “¡qué cursi!”. El que sea libre de pecado que lance la primera piedra. Pues creo que en algún punto de nuestras vidas, todos lo pensamos. O nos dejamos llevar por esa idea.

large-2
@acervodefotografias

Y pues, claro, sabemos que el amor no es algo terrible. Pero tal como cada vez intentamos más alejarnos del real compromiso y del amor, también nos podemos reír de ello. En algún momento lo buscamos o nos llega y todo cambia. Antes de eso el asunto es muy distinto, y podemos llegar a ser bastante idiotas al respecto. No hablo sobre las relaciones, sino sobre el ser romántico.

Quienes se catalogan como “románticos” son incluso extraños. ¿No lo creen? Sí que sucede. Recuerdo cuando era niña incluso me repelía un poco. Bueno, eso es un tema de edad. Pero luego el ser romántico queda para algunos pocos, y para las madres y sus canciones y telenovelas.

large
apidreams

Creo que perdemos el tiempo alejándonos de este tipo de cosas. Cada quien es como quiere. Aquellos que leen bellos poemas y viven de amor platónico en amor… ¡Realmente son mucho más sensibles y sinceros que muchos de nosotros! Eso es sólo una manera de demostrar el romanticismo. Pues de todos modos, apenas encontramos el amor, se nos olvidan esas burlas y prejuicios.

No lo miremos a menos. Finalmente todos buscamos amar de alguna manera. Hay quienes lo tienen más a flor de piel y eso está perfectamente bien. Cambiemos la costumbre que tenemos hoy en día. Abrámonos al amor.

Puede interesarte