Por Camila Cáceres
10 enero, 2017

El novio anunció que iban a jugar. Todos los invitados debían voltear sus platos y revisar si tenían un punto dibujado abajo.

Casi todas las parejas casadas tienen alguna historia de terror sobre su ceremonia o fiesta posterior, pero la más increíble de todas la contó un vendedor de seguros llamado Sean Mc Inerney de Donegal, Irlanda, en The Graham Norton Show. Ocurrió en el matrimonio de un amigo suyo, así que lo vio con sus propios ojos.

Tras una simple, aunque bella, ceremonia, llegó la hora de la cena. Aparentemente el novio se habría enterado durante el día de algunos detalles que bien le habría venido saber antes.

Apenas estuvieron todos sentados, el novio anunció que iban a jugar. Todos los invitados debían voltear sus platos y revisar si tenían un punto dibujado abajo.

Todos los invitados cuyos plato tenían un punto rojo debían levantarse.

Ocho hombres encontraron los puntos rojos y se levantaron entre risotadas y aplausos.

El novio también aplaudió y señaló a los ganadores:

“¿Damas y caballeros, pueden poner toda su atención sobre los ocho caballeros de pie?”

“Ellos ocho han tenido relaciones sexuales con mi esposa desde que nos comprometimos. Ahora voy a que anulen mi matrimonio”.

Y se fue.

¿Se imaginan la cara de la novia?

Puede interesarte