Por Gabriela Medina
25 julio, 2017

Sólo necesitas chocolate y un poco de paciencia.

El chocolate es tan versátil que podemos hasta decorar un pastel con él, sin embargo, si quieres que quede en el punto perfecto, entonces debes aprender un par de trucos que queremos enseñarte hoy. Investigando, descubrimos que el blog Receta de Postres ofrece dos técnicas que garantizan la maleabilidad del chocolate ya sea para decorar  un pastel, hacer figuras o bombones.

Eso sí, lo primero es comprar un chocolate de buena calidad, de preferencia, uno que tenga entre un 55% a un 60% de cacao.

Y ahora, manos a la obra. Los dos métodos que puedes usar son el tradicional baño de María o el más rápido y sencillo derretido en microondas. Pero no te confundas, ambos tienen su ciencia.

En baño de María:

Receta de Postres explica que la temperatura exacta para fundir el chocolate es de 40 a 45 grados, lo máximo que puede llegar es a 50 grados. Esta temperatura es necesaria para que uno de los cristales que forman parte del chocolate y que es el mayor, se pueda fundir y desprender.

Los pasos a seguir son los siguientes:

1. Pica un kilo de chocolate con cuchillo, procurando que los trozos no sean demasiado pequeños. No se puede emplear procesadora para picarlo.
2. Utilizar un recipiente que sirva para llevar a baño María.
3. Toma la mitad del chocolate y ponlo en el recipiente elegido.
4. Este recipiente se lleva a baño de María, es decir, se pone sobre otro que contenga agua hirviendo y donde el tazón con el chocolate no toque el agua.
5. Cuando el agua está a punto de hervir el fuego se apaga y se deja el chocolate hasta que casi se derrita del todo.
6. Se termina de derretir mezclando suavemente el chocolate.
7. Una vez logrado esto, se retira del fuego y se agregan el resto del chocolate en trozos y se revuelve constantemente, hasta que esté todo el chocolate disuelto, formando una crema.
8. Se considera que se ha logrado correctamente cuando al terminar el batido e introducir nuevamente la punta de una espátula, de acero inoxidable en el chocolate y al presionarla sobre el labio inferior, notamos que está casi fría.
9. A medida que se trabaja con el chocolate y el tiempo transcurre, el chocolate comienza a endurecerse en los bordes. Es cuando se vuelve a repetir la operación de colocarlo a baño de María, con el agua hirviendo, y el recipiente tocando el agua, durante 3 segundos sin revolver.
10. Si al sacarla y tocar con los dedos, comprobamos que éstos no quedan marcados es que el temple es correcto.
11. Es el momento de comenzar a utilizarlo y decorar tu pastel o hacer conejitos o rosas de chocolate.

En microondas:

Receta de Postres señala que se procede igual, pero en vez de utilizar agua se introduce el recipiente en el microondas, empleando siempre pocos segundos por vez, por ejemplo 30 segundos al 60% de potencia hasta que tengas más práctica y manejes mejor los tiempos. Es preferible volver a repetir la operación tantas veces sea necesario, que pasarlo de temperatura y estropear todo.

¿Listos para crear una rica cobertura de chocolate? ¡Acá vamos!