Por Florencia Lara
12 septiembre, 2022

La agrupación PETA escribió una extensa carta al alcalde de Leicester, Inglaterra, exponiendo los puntos considerables para cambiar de nombre la famosa plazoleta de la localidad, pero la autoridad les negó su petición.

Muchas personas hacen su día a día y caminan a través de la ciudad, sin ni siquiera leer el nombre de las calles o cuestionarse por qué fueron bautizadas de esa manera. Pero para PETA y la comunidad vegana resulta totalmente ofensivo que los pasajes y rotondas lleven nombres de productos comestibles a base de animales.

Alamy

Para nadie es sorpresa que PETA ( Personas por el Trato Ético de los Animales) luche por causas que consideran justas, y las hagan públicas a través de sus redes sociales o su sitio web. Desde la industria textil,  que ocupan cueros naturales para las prendas, hasta las fabricas ganaderas de consumo de alimentos, todas ellas han sido objeto de repudio por parte de la organización.

Pero, la fundación llamó recientemente la atención de los cibernautas luego de que declararan su nueva demanda: Cambiar el nombre de una calle y rotonda por considerarla ofensiva hacia los animales.

Getty Images

Resulta que en Leicester, Inglaterra se encuentra la famosa y gran rotonda “Pork Pie”, o “Pastel de cerdo”, en su traducción al español. La reconocida plazoleta fue nombrada así por un típico bocadillo de origen inglés, que trata de una masa horneada rellena de cerdo, un aperitivo clásico del país.

Pero, ni a PETA, ni a la comunidad vegana le parece adecuado que la rotonda lleve el nombre de una comida cocinada a base de animales. Es por la misma razón que la organización escribió una carta para Peter Soulsby, alcalde de Leicester, solicitándole rebautizar el sector con un nombre que no haga alusión al pastel de cerdo.

“Los alimentos derivados de animales contienen muchas sustancias que pueden aumentar directamente el riesgo de cáncer, como el hemo, los nitratos, los nitritos, las aminas heterocíclicas y las aminas policíclicas. Los veganos tienen menos probabilidades que los carnívoros de sufrir enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, diabetes, cáncer y obesidad. ¡Los pasteles de plantas son el futuro, Leicester!”.

Carta de PETA a Peter Soulsby.

Getty Images

Según la misma organización, el nombre de la rotonda incentiva al consumo de alimentos no sanos, para ellos, como el pastel de cerdo. Algo que consideran “poco recomendado” por la cantidad de personas que tienen obesidad en Leincester, según un estudio citado por PETA en la carta.

Pero, sin importar los argumentos de la institución, Peter Soulsby afirmó que no habrá un cambio de nombre para la rotonda “Pork Pie”, ya que las personas la conocen por aquel apodo y genera un gran sentido de ubicación en el sector.

“Es una forma divertida y bastante inteligente de llamar la atención sobre sí mismos y su causa, pero no hay manera de que podamos cambiar el nombre que la gente ha dado a la biblioteca y a la rotonda junto a ella”.

Peter Soulsby en comunicado.

Getty Images

PETA aún así seguirá luchando por las causas que no consideren justas, en conjunto con otras agrupaciones veganas, a pesar de la negativa del alcalde.