Por Catalina Maldonado
29 septiembre, 2022

En una bolsa plástica, el pequeño Mateo tomó una presa de pollo que le sirvieron en la escuela y se la llevó a casa, justificando que era para su mamá.

Muchas escuelas públicas tienen el servicio de comidas en sus establecimientos, por lo que los niños cuentan con una serie de comidas que les permite a los padres apoyarse en esto y ahorrarse el dinero del almuerzo.

Con respecto a esto, un pequeño ha enternecido las redes sociales cuando decidió que guardaría un poco de su almuerzo, para llevárselo a su madre a casa.

YouTube VIVIR SABROSO

A través de un video en Facebook conocimos a Mateo, un estudiante de un jardín de niños, quien a la hora del almuerzo decidió guardar el pollo que correspondía de su porción diaria, con la ilusión de poder llevarlo a su madre.

Mientras comía arroz, lentejas y ensalada, Mateo tomó una bolsa plástica y guardó la presa de pollo a un lado. Cuando su maestra descubrió lo que había hecho, decidió indagar en los motivos para separar la comida.

YouTube VIVIR SABROSO

Si bien pensó que era porque quizás no le gustaba esa comida, el pequeño sorprendió a todos al decir que quería que su mamá se lo comiera.

Ahora lo que ha llamado la atención en redes sociales, además de lo tierno del gesto de Mateo, es la posible situación económica de la familia, en la que tal vez no tienen lo suficiente y la mamá se queda sin alimento por dárselo a su hijo.

Sea cual sea la realidad de la familia, los cibernautas aplaudieron la ternura y consideración de un niño tan pequeño como Mateo. Sin duda, buenos valores ha aprendido en casa.