Por Florencia Lara
11 agosto, 2022

La guardia de seguridad del lugar al ver que Anthony estaba entrando, decidió expulsarlo. Su justificación para echarlo fue la edad del anciano.

Varias son las personas que en su fin de semana de descanso, a veces salen a algún bar a tomarse un par de copas con los amigos. Esa siempre ha sido la dinámica de Anthony, hasta que un local nocturno de la ciudad, le negó la entrada solo por el hecho de ser “demasiado viejo” para ellos.

Liverpool Echo

Anthony Severs no le gusta quedarse en casa cuando es viernes por la noche. A pesar de tener 76 años, el anciano goza de buena salud, por lo que prefiere ocupar su tiempo libre en estar con sus amigos, que viendo televisión en su habitación. Es por la misma razón, que el hombre salió de su casa con dirección al bar The Grapes, ubicado en Londres, para disfrutar con sus cercanos.

Pero, como el clima de la ciudad es inestable, cuando iba saliendo del local, a Anthony lo agarró la lluvia, mojándolo de pies a cabeza. Para escapar del frío y el aguacero, el anciano se dirigió al pub más cercano a él que seguía abierto a esa hora: McCooley’s, un bar irlandés reconocido del sector.

Liverpool Echo

Luego de sacudir un poco las gotas de agua de su chaquetón, el anciano subió por las escaleras, pero cuando iba a acceder a una mesa, fue detenido por una guardia de seguridad. Anthony pensó que le pedirían su identificación pero curiosamente, eso no era lo que necesitaba la mujer. La trabajadora fue hasta el hombre para pedirle que se retirara del lugar.

Asombrado, Anthony le preguntó la razón. Resulta que, a ojos de la guardia, el hombre era “muy viejo” para estar bebiendo en un bar, por lo que prefirió negarle el acceso a McCooley’s.

Desconsolado por la situación, al día siguiente el hombre le contó lo sucedido a su hija. Ella lo alentó a llamar al bar, para que los jefes del lugar conocieran lo que pasó. Pero, el administrador de la tienda se desentendió de la acción del personal de seguridad, ya que era una empresa externa quien le proporcionaba guardias al bar.

Aún así, Anthony siguió si misión, ya que para él no era aceptable ser discriminado por su edad. Llamó a la empresa, donde finalmente le ofrecieron disculpas  por el altercado. Incluso, decidieron desvincular a la mujer del incidente.

Liverpool Echo

A pesar de que Anthony recibió las disculpas que esperaba, siente que el trato por deingrante hacia él, por lo que quedó totalmente “conmocionado”  y triste.