Por Leonardo Granadillo
6 December, 2019

“Quiero superarme”, indicó el chico Gabriel Choque que arrancó desde los 12 años para pagar sus estudios. Y pensar que algunos se quejan sólo por sacar la basura.

La calle esconde cosas interesantes en cada uno de sus rincones. El dinero, ese que cargan los transeúntes al salir de sus respectivos trabajos y que regularmente gastan en alguna comida o algo para hidratarse, es una de las cosas que podemos encontrar en las grandes avenidas.

Pero también se hallan casos inspiradores. Como el del joven Gabriel Choque, un adolescente argentino que se dedica a la venta de jugos naturales, y a su vez, se esfuerza arduamente por cumplir con sus estudios.

Hoy pase rapidoo pero llegue a tomar esta foto…el pibe estaba vendiendo jugos mientras leia unas copias..si mal no vi…

Posted by El Loko Franco on Wednesday, November 27, 2019

El chico fue captado en Argentina por un usuario en la red llamado El Loko Franco, específicamente en la Avenida Libertador con Avenida Almirante Brown de la provincia de Jujuy, a las fueras de una venta de motocicletas. De inmediato, la gente comenzó a reaccionar en redes sociales respecto a su labor, la cual, es un ejemplo a seguir.

Días después un diario local llamado Todo Jujuy pudo entrevistar al joven y esclarecer un poco la situación. Gabriel está a punto de culminar su secundaria y confiesa que el trabajo “lo ayuda para vivir y para estudiar” ya que le quedan materias por culminar.

Comparte el puesto junto a dos amigos y se turnan, él arrancó vendiendo jugos en una ciclovía, pero ahora ya tienen algo un poco más formal y establecido. Incluso con mucho respeto y humildad al ser preguntado, Gabriel confesó que quiere ser periodista, y dejó algunos consejos para los jóvenes que no se atreven a culminar sus estudios:

“Que se den un tiempo y se dediquen porque nada es imposible, el estudio te abre la cabeza y te enseña. Ves gente de todas las edades están terminando los estudios”, explicó al reportero de Todo Jujuy.

No tratamos de que sientan lástima por Gabriel, todo lo contrario, ojalá sirva de ejemplo para aquellos que ponen excusas para todo, no colaboran y no se centran en lo realmente importante: la educación.