Por Valeria Urra
3 octubre, 2022

El avistamiento de estos animales en Nuevo León, México, ha ido en aumento los últimos meses debido a las fuertes lluvias, las cuales los obligan a salir de su hábitat en busca de comida.

El restaurante del Hotel Chipinque, ubicado en Nuevo León, México, estaba atendiendo de forma normal, cuando de la nada apareció un enorme comensal, el cual dejó a todos sorprendidos, puesto que se trataba de un oso negro que había llegado en busca de comida.

Los clientes, que hasta hace unos momentos disfrutaban de sus deliciosos platos, saltaron de sus mesas asustados y comenzaron a grabar al animal que se paseaba por el lugar tranquilamente, buscando de dónde podía sacar un poco de alimento.

Twitter @sivertvnoticia1

No obstante, su visita no fue muy bien recibida y los meseros rápidamente intentaron sacar al hambriento animal, ante la mirada asombrada de las demás personas, quienes le cerraron el paso con las sillas y se escondieron tras las mesas.

“Ponle comida allá afuera”, “No les va a hacer caso, se va a ir a nuestra mesa”, dijeron algunas personas en el lugar. Hacia el final del video, se ve que el oso logra conseguir algo para comer y sale del establecimiento mientras dos hombres le muestran el camino son unas sillas.

Twitter @sivertvnoticia1

El personal de Protección Civil (PC) indicó que no hubo reportes del caso, pero pidió que la comunidad no se acerque a grabar a los osos ni que intenten alimentarlos, ya que pese a verse tranquilos, siguen siendo animales salvajes.

Según Excelsior, se han visto bastantes osos durante los últimos meses en la Zona Metropolitana de Nuevo León. “Principalmente propiciados por las lluvias, que los obligan a salir de su hábitat en busca de comida y refugio”, indicaron.

Diversos usuarios en Facebook lamentaron que los animales tengan que acudir a las ciudades para buscar alimento. “Pobres osos, hacen esto porque seguramente su hábitat está destrozado”, “Si se acercan es porque ya no tienen comida y la están buscando, pobrecitos” y “Me da tanta tristeza saber que somos nosotros quienes invadimos su espacio”, manifestaron.