Por Florencia Lara
13 septiembre, 2022

El gigante estadounidense dio con un negocio de barrio ubicado en Santiago de Chile, el cual lleva hace 28 años el nombre de “Superpan”, algo que molestó a DC por el parecido con su superhéroe favorito.

Para muchos, Superman” es conocido como el superhéroe favorito del público en general y como una de las grandes figuras de DC. Pero, para Gonzalo Montenegro, el mítico personaje se convirtió en un villano para él, luego de que la misma firma de cómics lo demandara por el nombre de su negocio: “Superpan”.

Gonzalo Montenegro

Hace 28 años atrás, cuando el joven Gonzalo Montenegro, un empresario oriundo de Santiago de Chile, tenía solo 10, se ganó el nombre de “Superpan”, inventado por los vecinos de Quinta Normal, sector donde habitaba. Resulta que el hombre cuando era niño vendía el pan que hacía su madre en casa, y para captar clientes, se le ocurrió usar una camiseta de su personaje de cómics favorito: “Superman”.

Cuando cumplió su mayoría de edad, Gonzalo se asoció con su madre y abrió una amasandería en su barrio, la cual como era de esperarse, recibió como nombre “Superpan”. Además, el empresario utilizó como imagen, una similar al héroe de DC Comics, pero con el rostro de Gonzalo, en vez de el del clásico personaje.

Gonzalo Montenegro

A pesar de que la panadería está ubicada en un sector humilde de un barrio de Chile, sorprendentemente DC Comics se enteró la la existencia del negocio de Montenegro. Y sin ningún tipo de piedad, el gigante cinematográfico, decidió demandar al empresario chileno por “uso” del nombre de “Superman” en su local.

Tras tres años de demanda, Gonzalo Montenegro demsotró que nada es imposible, y ganó los derechos de su nombre. Según el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INAPI), no similitudes fonéticas, ni tampoco algo que lleve a la confusión del público entre “Superman” y “Superpan”, por lo que el empresario puede seguir ocupando el nombre con el que fue apodado hace 28 años.

Gonzalo Montenegro

“Estoy muy contento, ya que significa que tras la demanda yo soy Superpan, ese es mi apodo desde los 10 años y lo que la vida me puso en el camino. Fue terrible para mí pensar en perder ese apodo que después se convirtió en mi emprendimiento (…) Es algo muy importante que una amasandería de barrio, en este caso de Quinta Normal, haya logrado derrotar a una marca grande, que tiene un staff de abogados de nivel mundial para que bajen a pequeños emprendedores sin saber la historia que hay detrás de sus nombres. Si le puedo ganar al hombre de acero, se puede todo”.

Gonzalo Montenegro a Bío Bío Chile.

Gonzalo Montenegro

Hoy, el dueño de “Superpan” celebra tranquilo de que sin importar su origen, pudo vencer con dignidad a un gigante norteamericano como lo es DC Comics.