Por Valeria Urra
22 septiembre, 2022

No obstante, este intento de privar de las relaciones sexuales a los hombres, provocó bastante indignación entre cientos de personas, ya que sería una idea “cavernícola” y “sexista”.

La reconocida organización de bienestar animal, PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales), dio unas controversiales declaraciones recientemente, donde afirmaron que las mujeres debían imponer una especie de “huelga sexual” a los hombres carnívoros.

Esto debido a que, según la organización, ellos son los mayores responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo. En este sentido, si las mujeres privan de las relaciones sexuales a los hombres, ellos eventualmente se harían veganos para volver a tener aquello que tanto desean.

AFP

Según The Telegraphfue la filial alemana quien indicó que esto podría ayudar a “salvar el mundo” y acabar con la “masculinidad tóxica”. De hecho, Daniel Cox de PETA Alemania, afirmó que “los hombres necesitan despertarse y oler el tofu”.

“Todos los conocemos, los padres de los suburbios con botellas de cerveza y pinzas para barbacoa que chisporrotean salchichas. Sin embargo, el hecho de que los ‘maestros de la parrilla’ crean que tienen que demostrar su masculinidad a sí mismos y a sus congéneres a través del consumo de carne no solo va en detrimento de los animales”.

Daniel Cox

Shutterstock

Asimismo, agregó que debido a que hay pruebas científicas de que la “masculinidad tóxica” daña el clima, se debería agregar un impuesto del 41% a la compra de carne por parte de los hombres. Ese número en específico porque los hombres generan un 41% más de emisiones de gases de efecto invernadero que las mujeres debido a sus “tendencias carnívoras”.

No obstante, este llamado a la “huelga sexual” provocó bastante indignación entre cientos de personas, ya que sería una idea “cavernícola” y “sexista”.

Andre Babiak

“Simplemente alimenta todas las peores narrativas de los años 90 de que las mujeres usan el sexo, no es algo que disfruten, que deberían usarlo como una herramienta contra los hombres”, indicó la parlamentaria Alicia Kearns a la radio LBC.