Por Ghalia Naim
23 agosto, 2017

También sirve para curar el corazón, dicen por ahí…

Comenzaré esta nota asegurando por mi propia experiencia que sabía de antemano lo que estos inteligentes y aplicados científicos acaban de “descubrir”. Desde que la cerveza se inventó en Medio Oriente o en China hace cientos de años  (como los historiadores piensan) que ha servido para disfrutar y sanar, pero ahora lo segundo es un hecho.

Un estudio científico afirmó que dos cervezas pueden ayudar a calmar el dolor, incluso más que un analgésico.

(Se los dije).

La investigación fue realizada por expertos de la Universidad de Greenwich en Inglaterra, basándose en la teoría de que una pequeña dosis de alcohol en la sangre interviene en cómo percibe el cerebro el dolor, es decir, lo “emborracha”. Entonces, la cantidad de alcohol que puede contener un par de estas de grado promedio, tendría el mismo efecto que el Paracetamol.

La prueba fue aplicada a 400 personas con gran éxito, pero, como publicó el medio The Journal of Pain, no se pudo determinar si el grandioso efecto era producto de la relajación de los centros nerviosos del cuerpo o directamente de la percepción cerebral.

Eso sí, temo anunciar que, pese a que puede servir para aliviar el dolor muscular, no cuenta para el dolor de cabeza, estómago u otros males.

Claro, excepto el estrés, para eso una buena cerveza es preciso.

Y para el calor, pero eso no es un mal, solo una sensación.

No se entusiasmen con el descubrimiento, beber en exceso es nocivo para la salud. Recuerden que son sólo dos :).

¿Qué piensas de esto?