Por Teresa Donoso
3 septiembre, 2015

Te darán un look y una postura diferentes.

Muchas veces lo primero que prometemos hacer al comenzar un nuevo plan de ejercicios es centrarnos en nuestros abdominales, y si bien es una buena idea, la verdad es que muchas veces nos centramos sólo en la parte central o baja de nuestro abdomen. Nos olvidamos por completo de nuestros oblicuos, los músculos abdominales laterales que nos ayudan a tener mejor postura y nos hacen ver mejor independiente de lo que usemos. Esta rutina, que puede ser añadida a cualquier programa de ejercicios que ya estés siguiendo busca corregir la falta de actividad de estos músculos y darte un look tonificado y saludable. Así que, ¿lista? porque esta rutina no es sencilla, pero nada que dé resultados reales lo es.

1. Breakdancer

Para este ejercicio comenzarás en posición de plancha, con tus brazos separados a la misma distancia que existe entre hombro y hombro. Levanta una pierna y lleva la rodilla hacia el lado opuesto, apoya el pie y vuelve a la posición original. Ahora realiza el mismo movimiento en el otro lado. Intenta realizar todas las repeticiones que puedas en 30 segundos.


2. Plancha lateral con movimiento de cadera

Las planchas son las reinas de los abdominales y con esta variación y la que viene a continuación podrás hacer que jueguen a tu favor para trabajar tus oblicuos. Comienza en una posición de plancha lateral, manteniendo tu cuerpo en una línea derecha. Luego, baja lentamente hasta que tu cadera toque el piso y vuelve a subir. Intenta hacer unas 10 repeticiones por cada lado.


3. Plancha con rotación de cadera

Comienza en una posición normal de plancha, luego, y tomando turnos, gira tus caderas alternando de izquierda a derecha. Mantén la espalda derecha en todo momento. Intenta realizar 10 repeticiones.


4. Mountain climber

Este movimiento, cuyo nombre en español sería ‘escalador de montañas’ utiliza la fuerza de las piernas para trabajar nuestros oblicuos. Comienza en una posición de plancha y luego da pequeños saltos para llevar las rodillas hacia los brazos. Intenta hacer la mayor cantidad de repeticiones que puedas en 30 segundos.

Intenta realizar esta rutina completa una sola vez y luego, lentamente, ajústala a tus necesidades. La idea es que con el tiempo puedas repetirla unas tres veces y así realizar tres series de cada ejercicio, pero calma, todo a su tiempo. Lo importante es comenzar y proponerse una nueva meta cada día.

Puede interesarte