Por Teresa Donoso
15 abril, 2016

Son dignas de una película de horror.

Desde pequeños nos enseñaron que lavarnos los dientes era una de las cosas más importantes de nuestro día a día, sin embargo, en tu vida de adulto joven probablemente te hayas encontrado con varias ocasiones en las que cepillarte no es la prioridad, como cuando vienes llegando de una larga fiesta o cuando te quedas dormido en el sofá después de un largo día. Puede que pienses que como aún te quedan muchos años por delante un olvido de una noche no le hace mal a nadie… pero puede que te equivoques.

¿Necesitas un incentivo para dejar de olvidarte de tu cepillado diario? Lo que viene a continuación será suficiente.

1. Aumentan las posibilidades de sufrir de diabetes

Está claro que olvidarte una sola noche de cepillarte los dientes no te dará diabetes, sin embargo, un estudio comprobó que si los olvidos son frecuentes y si tienes una historia de diabetes en la familia o has sido diagnosticado con pre-diabetes, las cosas podrían empeorar rápidamente. Los grandes niveles de bacterias que pueden existir en una boca sucia y la sequedad que podemos llegar a tener se convierten en un gran problema a la hora de regular los niveles de azúcar en nuestra sangre.


2. Tienes muchas más posibilidades de tener caries (¡Especialmente si tienes una vida con altos niveles de estrés!)

Todo el mundo sabe que no cepillarse los dientes puede hacer que tengamos más caries, sin embargo, esto es especialmente interesante cuando se toma en cuenta la variable del estrés. De hecho, un estudio comprobó que aquellas personas que tenían un trabajo demandante o una relación amorosa difícil tenían muchas más posibilidades de tener caries. ¿Será que el estrés afecta nuestros dientes o que cuando estamos estresados tenemos menos tiempo para cuidar de nuestra salud oral?


3. Las enfermedades cardíacas pueden hacer su aparición

Una boca llena de bacterias es el hogar perfecto para los patógenos. De hecho, se sabe que varios de estos patógenos están directamente relacionados con la aparición de la denominada ‘placa arterial’, que es responsable de tapar las arterias que llegan a tu corazón.


4. ¡Cuidado con tus huesos!

Mantener tu boca limpia ayuda a que tu esqueleto se mantenga fuerte y saludable, especialmente la parte de tu esqueleto que está en tu cara. Además, algunos estudios han determinado que la pérdida de masa ósea que se da en la vejez tiene que ver con la salud bucal que se tiene en la juventud y adultez.


5. ¿Alzheimer?

Una reciente investigación determinó que la salud de nuestras encías y los problemas que se generan al tener una mala higiniene bucal estaban relacionados directamente con el riesgo de padecer Alzheimer y otro tipo de enfermedades que afectan las habilidades cognitivas del cerebro de una persona.

¿Listo para cepillarte y usar ese enjuague bucal que tienes abandonado en el baño? ¡Yo sí!

Puede interesarte