Por Ignacio Rojas
10 August, 2014

La piel es la parte más visible de nuestros cuerpos, así que juzgar la salud de la piel es la cosa más fácil, ¿Cierto? ¡Excepto que no es así!

El daño que los rayos ultravioletas del sol le hace a la piel no es visible a los ojos humanos. Así que el artista Thomas Leveritt montó una cámara especial de rayos UV que le mostraba a la gente que pasaba algo que jamás imaginó. Como se veía el daño que ya tenían en su piel.

Había gente que a simple vista tenía piel muy sana, pero ante el lente de la cámara se revelaba otra realidad.

httpv://youtu.be/OuwY49Bb0vI

Original