Aunque no consigue hacerlo con la misma “rudeza” que mamá leona, de todas formas ya tiene toda su aprobación.

No hay para qué mentir, todos los felinos bebés son muy adorables. Incluso se te llega a olvidar que crecerán para ser implacables depredadores que de un zarpazo o mordisco podrían acabar con tu vida. Pero la verdad es que escuchar a un león bebé intentar rugir tal como lo hacen los adultos es otro nivel de ternura.

Los magníficos leones son mamíferos carnívoros que hoy en día solamente pueden ser vistos en la África Subsahariana y una pequeña zona del noreste de India. Antiguamente estos temibles animales reinaban en lugares como Asia del Sur, Asia Occidental y África del Norte. Hoy son cada vez más escasos, por lo que el video que se muestra en esta nota de un león bebé tiene un significado aún más especial; ver una cría de este enorme felino es toda una celebración.

Getty Images

Recientemente ha surgido un video de un tierno y peludo bebé león junto a su mamá leona, quien está sentada observando atentamente qué hace su pequeño. En él se puede ver cómo el animal bebé intenta rugir por primera vez en su corta vida. El leoncito va de un lado para otro mientras intenta rugir.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Además, también vemos cómo su mamá lo mira atentamente. Los bebés leones comienzan a rugir más o menos a los dos o tres meses de edad. Inicialmente lo comienzan a hacer para sentirse como adultos luego de observar a su madre.

Los rugidos de los leones son una parte esencial de la sobrevivencia de los leones, ya que los ayuda a reclamar y marcar territorio y también posicionarse frente a otros miembros de la misma especie.

Sin duda se lleva la nota máxima por esfuerzo, aunque aún le falte bastante en cuanto al resultado que quiere obtener: rugir como su mamá y ganarse su aprobación.

Puede interesarte