Por Luis Aranguren
25 mayo, 2022

La pequeña luchó por su vida y encontró en ese auto la salvación. Por suerte el ave rapiña no la vio esconderse ahí.

Los que verdaderamente aman la naturaleza, deben entender que no todo es bueno y como parte de un ciclo algunos animales cazan a otros. Es su forma de sobrevivir y también una forma en la que el medio ambiente “controla” la cantidad excesiva de una especie en cierto hábitat.

Pero esto no implica que quien sea la víctima de la ocasión no intente escapar, es instintivo luchar por la vida y en algunas ocasiones se gana y en otras se pierde.

Kennedy News

En esta ocasión contaremos la historia de un ganador, una pequeña ardilla que debió enfrentarse a un halcón hambriento que al perseguía. Lamentablemente no había alguna madriguera en la que pudiera esconderse, pero lo que sí estaba cerca era un automóvil.

En tiempos de guerra cualquier huevo es trinchera dicen algunos, frase que se ajusta muy bien a la ocasión pues la pequeña ardilla corrió en el guardafangos del automóvil, encima de la rueda.

Todo quedó grabado cuando la trabajadora universitaria Allison Berdoulay captó el bello momento, puesto que no terminó en tragedia. Durante media ahora aproximadamente tuvo que estar el roedor escondido, pues el ave se posó sobre el carro al menos por media hora.

Kennedy News

Justo cuando Allison iba a hacer una compra de regreso a casa, bajó la ventanilla al ver lo que ocurría y comenzó a tomar fotos, esperando que ganara la ardilla.

“Estaba conduciendo a una tienda para comprar algunos suministros y vi el halcón. Me quedé un momento y luego el halcón comenzó a volar. Después de hacer mis mandados, volví para ver si todavía estaba allí. Quería asegurarme de que no estaba lastimado y me preguntaba por qué estaba sentado en el auto, luego vi a la pequeña ardilla asomándose por el hueco de la rueda. No vi a la ardilla en las primeras fotos, luego me fui a casa y más tarde esa noche fue cuando vi que la ardilla también estaba en las primeras fotos”.

–Allison Berdoulay contó a Kennedy News–

Hasta donde ella pudo observar la ardilla ganó, sin embargo, el “irse” pudo ser una técnica del halcón cola roja para que saliera de su escondite. Sin importar lo que pase, es sorprendente que haya tanto de la naturaleza en medio de la ciudad.

Kennedy News

Una enseñanza sobre la vida, que es una competencia constante.

Puede interesarte