Por Catalina Yob
1 June, 2017

¡Impresionante!

A pesar de que las ecografías suelen ser el método más utilizado a la hora de controlar los embarazos, los rayos X también son parte de los mecanismos con los que éstos pueden ser supervisados, sin embargo estos últimos suponen inminentes riesgos para el bebé. Los rayos X son llevados a cabo mayoritariamente bajo el propósito de diagnosticar algún tipo de enfermedad o alteración que puede tener el bebé, ya que cuanta más radiación, mayor es el riesgo.

En el caso de los animales y debido a que los embarazos tienen a involucrar al menos 5 crías, éstos son sometidos a rayos X con el propósito de detectar la cantidad de bebés.

Hoy, impresionantes fotografías que se han divulgado a través de redes sociales, muestran los innumerables esqueletos que el vientre de un animal puede llegar a anidar, y es que como solemos ver en exclusividad los resultados de ecografías, estas radiografías han causado verdadera sensación en lo usuarios.

Una vez más, la naturaleza vuelve a sorprendernos. ¿Qué te parecen las imágenes, habías visto la radiografía de una hembra embarazada?