Por Fernanda Peña
6 enero, 2017

“A medida que se iban muriendo, daban a luz como si fuera la última oportunidad para sacar a sus bebés…”

Cada año sin falta, las familias de manta rayas cara de vaca, ofrecen un espectáculo impresionante al deslizarse por la bahía de Chesapeake (Estados Unidos) con el ánimo de dar a luz. Sin embargo, durante los últimos años las manta rayas han ido encontrando en esta zona, el destino más cruel…

En la costa hay cazadores armados con arcos y flechas que abordan botes a la espera de que comience el espectáculo, y proceden a dispararles mientras ellas nadan o sobrevuelan la superficie. 

Todo corresponde a la contienda de un concurso llamado La Batalla de las Rayas. Aquellas que no mueren al instante, son golpeadas fuertemente en la cabeza.

“Las manta rayas se deslizan pacíficamente por debajo de la superficie del agua como lo hacen los cometas en el cielo, añadiendo belleza al misterio que atrae a la gente al océano. Los investigadores han demostrado que las manta rayas son realmente muy inteligentes, que tienen preferencias e ideas propias”.

-comentó con lástima Jeff Pierce, asesor legal del Fondo de Defensa Animal Legal; a The Dodo.-

Debido a que el concurso tiene lugar durante la temporada de parto, la mayoría de las manta rayas mueren embarazadas o a punto de dar a luz. Lo más común es que una manta raya cabeza de vaca lleve consigo un bebé en cada embarazo, y por esta razón se teme que prácticas como esta puedan estar teniendo un grave impacto en la población de esta especie.

Pero lo que más causa indignación es la innecesaria crueldad que maneja el concurso, que tuvo su origen a raíz de una teoría -ya descartada-, que aseguraba que disminuyendo la población de manta rayas, aumentaría la cosecha de ostras. Y en su momento el estado de Virginia promovió la matanza de manta rayas con fines gastronómicos.

Después los concursos continuaron por simple diversión

Muchos de los participantes simplemente disfrutan de matarlas y devolverlas al agua sólo por deporte. Y así quedó demostrado en un video de cámara oculta que decidieron hacer dos fundaciones: SHARK y Fish Feel.

“El video que captamos ese año y en 2016, presentó crueldad animal tan violenta y viciosa que trajo la condena internacional sobre estos concursos y estimuló a más de 146.000 personas a firmar una petición contra esto”.

-contó Stuart Chaifetz, un investigador de SHARK, al portal The Dodo.-

Chaifetz  tuvo que ver con sus propios ojos, como las manta rayas eran golpeadas hasta la muerte y luego devueltas al río cuando el concurso había terminado. Después de filmar tantas manta rayas madres recibiendo disparos, relató este triste fragmento:

“A medida que se iban muriendo, daban a luz como si fuera la última oportunidad para sacar a sus bebés, que también murieron”.

 

Desde entonces se redactó un proyecto de Ley en el Senado 268, que haría ilegales los concursos como el de La Batalla de las Manta rayas, y tiene el apoyo de múltiples grupos defensores de los derechos de los animales.

Es tan lamentable que hayamos llegado hasta este punto solo por diversión.

Puede interesarte