Por Catalina Grez
11 noviembre, 2015

¡El minuto 2:00 me puso los pelos de punta!

¿Qué pasaría si por esas casualidades de la vida quedaras atrapado en un hoyo bajo la tierra por 3 días? Imagino que sería una experiencia bastante aterradora: la tierra en los ojos, el polvo en el aire y la oscuridad se apoderarían de tu cordura al instante. Es realmente loco incluso pensarlo, pero lamentablemente eso fue lo que vivió Brooklyn, un tierno perro que fue testigo una situación traumatizante al caer en una madriguera de wómbats en Australia. Afortunadamente fue encontrado y su emotivo rescate ocurrió en un parque la ciudad de Nowra en el estado de Nueva Gales del Sur.

httpv://youtu.be/GFlnzNrRLes

Todo comenzó cuando el dueño de Brooklyn, Charlie Griffiths, descubrió que había desaparecido y decidió avisar a las autoridades para que lo ayudasen a encontrarlo.

Captura-de-pantalla-2015-11-10-a-las-16.15.37

Después que Griffits avisará de este hecho, la policía comenzó una intensa búsqueda para encontrarlo, pero después de 3 días sin resultados la operación se declaró concluida. Una situación compleja y triste, pero eso no desalentó a su dueño, ya que  él haría hasta lo imposible por tener a su mejor amigo de vuelta.

Se acercó a todas las personas locales del barrio, porque necesitaba que lo auxiliaran y gracias a la masificación de la noticia en las redes sociales, todos llevaron luces y palas. El tiempo corría y todavía no se sabía nada de Brooklyn.

Un gran grupo de amigos y vecinos se reunieron con distintas herramientas como tubos de plástico para escuchar qué ocurría en los túneles subterráneos. Estos son creados por los wómbats, animales parecidos a ratones pero más grandes que cavan madrigueras (sus hogares) de hasta 30 metros de profundidad bajo la tierra. Nadie pensó que el perro estuviese ahí pero no perdían nada con escuchar.

Captura-de-pantalla-2015-11-10-a-las-16.15.24

Fue entonces que percibieron ruidos extraños en el suelo y decenas de voluntarios comenzaron a cavar intensamente con mucha rapidez.

Captura-de-pantalla-2015-11-10-a-las-16.17.04

Fueron momentos intensos donde se sentía la tensión en el aire y nadie sabía qué ocurría al final, pero en el último minuto ocurrió un milagro: ¡Brooklyn estaba con vida! 

Captura-de-pantalla-2015-11-10-a-las-16.17.37

Un voluntario bajó para sacarlo lentamente y aunque tenía los ojos llenos de tierra, su expresión al ver a su dueño demostró su gratitud y tranquilidad de sentirse a salvo.

Captura-de-pantalla-2015-11-10-a-las-16.18.00

¿Harías lo mismo por tu perro?

Puede interesarte