Por Alejandro Basulto
12 April, 2021

Si bien Brutus adora a su hermanito humano tanto como descansar, ha aprendido a tenerle paciencia.

De los perros se ha dicho mucho. Que son animales muy leales, divertidos y sumamente sociables, es sabido por muchos. Pero los canes siempre tienen maneras de sorprendernos y de hacer que nos conmovamos con lo tiernos y adorables que pueden ser. Porque básicamente, estamos hablando de una mascota que está llena de amor.

Requiere siempre dar y recibir cariño, volviéndolo hasta un ser vivo insistente en cuanto se trata a pedir caricias y nuestra atención.

El Dodo / Youtube

Lo que volvió a demostrar un can, en esta ocasión dándose a conocer su caso a través de Dodo, donde puede vérsele feliz con una pequeña y inocente compañía. Ya que este perrito, llamado Brutus es el niñero y mejor amigo del hijo de su dueño, desde su nacimiento.

El Dodo

Un bebé que siempre busca la manera de lograr la atención y el cariño de este perro, que de manera paciente siempre está dispuesto para darle todo el afecto que necesita. Y de esa manera, tal vez de forma curiosa, hacerle poco honor a su rudo apodo.

El Dodo

Y es que “Brutus”, podrá verse de temer y tener un nombre intimidante, pero es poseedor de un amor sin igual hacia sus humanos. Y de una tolerancia y paciencia realmente admirable. Más aún cuando se trata de lo que más le gusta al pequeño niño, debido a que este bebé adora dormir con este perro, acurrucándose encima de él. Lo que en ocasiones significa que este leal can tenga que aguantar como un lactante le hace peso encima y de vez en cuando se mueva interrumpiendo su siesta.

Pero estamos ante un perro que es siempre feliz al lado del más chico de sus humanos. Lo cuida y lo regalonea como si se tratara de su propia cría. Y a pesar de que en ocasiones lo despierte cuando está de lo más feliz durmiendo, sabe que para ambos lo mejor es que continuar esa siesta juntos, acurrucándose y protegiéndose entre sí.

 

Puede interesarte