Por Valentina Miranda
24 January, 2023

Una mujer de Zapopan (México) llamó con urgencia a los bomberos para que salvaran la vida de su mascota llamada Tin Tan, la cual había caído en el sumidero que se encontraba sin tapa mientras iban a una tienda. Y gracias a su preparación y experiencia, el can salió sano y salvo.

Aunque hay personas que no sienten empatía por los animales y los tratan como si fueran un objeto o seres que “no sienten”, existen muchas más que los respetan y son capaces de hacer lo que sea necesario por su bienestar, lo que incluye a los mismos bomberos.

Además de combatir incendios y rescatar personas en emergencias, esta institución también se toma muy en serio su misión de salvar las vidas de los animales, tal como quedó demostrado en la ciudad de Zapopan en Jalisco (México).

Publimetro

Durante una noche, los bomberos de Zapopan recibieron una llamada de auxilio de una mujer, quien pedía ayuda para salvar a su perrito llamado Tin Tan que había caído dentro de una alcantarilla sin tapa en la calle.

De acuerdo a Publimetro, la dueña relató que había salido junto a su mascota para ir a la tienda a hacer unas compras, y durante su recorrido se toparon con el agujero por el que cayó el can, quedando atrapado a 30 metros de profundidad.

Imagen referencial: iStock

El pobre Tin Tan no tenía forma de salir, sobre todo al ser tan pequeño, por lo que su dueña trató de sacarlo como pudo hasta darse cuenta de que era imposible. Así que no tuvo más opción que llamar a los bomberos urgentemente para volver a tener a su mascota en sus brazos.

¡Y ellos no tardaron en responder y en llegar hasta la alcantarilla para salvar a Tin Tan!

Twitter: MetropolimxJ

En cuanto llegaron al sitio, los bomberos supieron qué hacer gracias a su preparación y experiencia. El equipo montó una estructura especial que se utiliza en casos como este, donde hicieron bajar a un miembro con cuerdas y arneses hasta la localización del perrito, quien salió sano y salvo de la alcantarilla. Gracias a su gran trabajo el can ya está de regreso con su dueña y solo fue un buen susto.

Mira el momento a continuación.

Una horrible experiencia que por suerte duró poco. ¡Todo gracias a los héroes locales!