Por Luis Lizama
25 agosto, 2021

Desplegaron un operativo que duró 30 minutos, donde la bombera Marianela Calvo se encantó con su ternura y decidió llevarlo a casa. Lo bautizó como “Intruso”.

Esta bella historia acaba con un final feliz. Lamentablemente cuando animales domésticos están en peligro, no siempre termina bien. Las calles y grandes ciudades no están hechas para ellos y eso les juega una mala pasada. Ejemplos hay por montón, uno de ellos el de “Intruso”.

Estuvo en peligro y al borde de la muerte, pero por fortuna pudo ser salvado. 

Un grupo de bomberos de San Juan, en Argentina, lo encontró y rescató de un pozo de 4 metros. Incluso, una vez salvado, fue adoptado por una voluntaria que se enamoró de su ternura. 

El Tiempo San Juan

Se vivieron momentos de desesperación, de eso no hay dudas.

El cachorro tenía apenas unos días de nacido, así que era imposible que saliera por sí solo. En un video, registrado por personal en terreno, puede verse el gran hueco donde cayó, que tenía varios metros de profundidad.

Probablemente andaba caminando de curioso y, quiso meter sus narices en aquel hoyo.

El Tiempo San Juan

A los pocos instantes del accidente, los voluntarios llegaron e iniciaron su procedimiento para rescatarlo.

Estuvieron cerca de 30 minutos planificando, analizando y realizando las acciones pertinentes. Una vez lo sacaron, el pequeño peludo sintió el alivio de volver a estar a salvo.

Pero eso no fue todo, porque Marianela Calvo, una de las bomberas rescatistas, se encariñó mucho más con el cachorro.

El Tiempo San Juan

Acá te compartimos el video donde se aprecia el pozo donde cayó el perrito:

Por fortuna el pequeño terminó en buenas manos (y mucho mejor de lo que imaginó), porque la voluntaria lo adoptó y dio una familia. 

Todo ocurrió en la Calle 6 (Vidart, Pocito) en San Juan, Argentina. Vecinos del sector quedaron maravillados con la historia de “Intruso”, sobre todo por la nobleza de los voluntarios y su nueva madre humana.

La historia tuvo un final feliz.

Puede interesarte