Por Lucas Rodríguez
23 diciembre, 2020

R.C. y Sharon Bridges, de Texas, decidieron que invitarían a Wild Thing a vivir con ellos. El búfalo gusta de sentarse a la mesa y ver películas de acción.

Cuando hablamos de “mascotas excepcionales”, lo que generalmente pensamos es en las personas que en lugar de tener un perro o un gato, optan por peces, o quizás incluso, una iguana. Luego están esos que van un paso más allá, adoptando animales exóticos o peligrosos.

Mercury Press & Media Ltd.

En muchos casos esto es logrado en lugares donde las leyes de tenencia de animales son laxas, por lo que permiten que mientras se les tenga un mínimo de vida digna, cualquier persona pueda tener acceso al compañero de vida que más le guste.

Mercury Press & Media Ltd.

Ahora, hay algunos que son directamente inconvenientes. Aunque el matrimonio Bridges, de Texas, no tendría problemas en discutir que todas las incomodidades que su mascota les causa, las compensa con su amabilidad y cariño. 

Mercury Press & Media Ltd.

Tengamos en cuenta que estamos hablando de un búfalo de más de mil kilos.

Mercury Press & Media Ltd.

R.C. y Sharon Bridges, una pareja de Texas, han dedicado su vida a la crianza de ganado. Su principal ocupación era criar una manda de 52 búfalos, las que terminaron por vender a un muy buen precio. Como sabían que los extrañarían, decidieron quedarse con uno de ellos, un bebé al que bautizaron Wild Thing (Salvaje, sería la traducción más adecuada).

Mercury Press & Media Ltd.

Como estamos hablando de un búfalo, un pariente lejano y gigantesco de las vacas y los toros, es lógico que al animal viviera afuera.

Mercury Press & Media Ltd.

Pero los Bridges no estaban dispuestas a separarse de su querida mascota.

Mercury Press & Media Ltd.

Así fue como terminaron viviendo con un “búfalo de interiores”.

Mercury Press & Media Ltd.

Ahora que vienen las fiestas, los Bridges se preparan para compartir con su inusual mascota: 

“Wild Thing realmente disfruta uniéndose a nosotros en la casa para Navidad. Es muy sociable con nosotros porque actuamos como su rebaño. Siempre le consigo un regalo para que juegue y puede que le consiga un cubo de basura este año. Le encanta golpearlos en el patio con sus cuernos.”

–Sharon Bridges para ABC News

Mercury Press & Media Ltd.

Por su parte, R.C. explicó cómo funciona la vida con un animal de esta clase:

“Tiene un granero y un terreno para caminar, pero le encanta venir a ver la televisión. Estar en la casa es lo que más le gusta. Es el toro en una tienda de porcelana de la vida real, aunque me sorprende que no haga más daño con su cabeza de 400 libras cuando va y viene a su antojo.”

–R.C. Bridges para ABC News

Mercury Press & Media Ltd.

Nadie puede negar que R.C. y Sharon quieren y miman a su mascota.

Mercury Press & Media Ltd.

Si podrían haber optado o no por una mascota un poco más liviana, eso es una historia aparte. 

Puede interesarte