Por Catalina Maldonado
26 agosto, 2021

Ubicado al sur de Argentina, esta localidad ha incentivado con dinero la caza de zorros colorados y pumas, ambas especies pertenecientes a la Patagonia. Por su parte, los grupos animalistas luchan por derogar esta ley.

La caza de animales está prohibida en muchas partes del mundo hace ya varios años, eso sobre todo, por un esfuerzo en preservar las especies, quienes colaboran en la creación de ecosistemas y también, claro, por un asunto humanitario. No tenemos la necesidad de matar.

Sin embargo, el mundo ha puesto sus ojos sobre Chubut —una provincia al sur de Argentina—, luego de que se haya informado que en este lugar, estén pagando dinero por la caza de zorros y pumas originarios de la zona. 

Fundación Vida Silvestre

Mediante una ley fuera de época que aún los respalda, el gobierno de dicha fomenta la caza de estos animales silvestres con incentivos monetarios: Les dan $1000 pesos (casi 11 dólares) por cada piel de zorro, y $5000 (casi 60 dólares) por piel y cráneo de puma.

Esta modalidad no ha gustado para nada a las sociedades animalistas, y desde la Fundación Vida Silvestre Argentina enviaron una carta al Gobernador Mariano Arcioni,  solicitando que arbitre los medios e inicie los procesos correspondientes para la derogación de la Ley Provincial XVII-Nº 52. 

Fundación Vida Silvestre

La idea, según informan, para asesinar a este tipo de animales se debe a la necesidad de satisfacer los reclamos de los productores ganadores de la provincia, quienes reclaman que los pumas y zorros atacan a sus animales.

Sin embargo, lo peor de esta ley según la Fundación Vida Silvestre Argentina, es que se utilizan fondos públicos para la matanza de animales silvestres nativos:

El incentivo económico para la matanza de animales silvestres nativos demuestra grandes retrocesos en nuestra sociedad y acentúa la preocupación sobre prácticas productivas negativas para el ambiente. Hace falta elaborar planes de manejo de estas especies que estén basados en información técnica sólida para evaluar su situación poblacional, identificar claramente los problemas o conflictos con las actividades productivas, y analizar diferentes alternativas para solucionarlos. Como se refleja en nuestra trayectoria y en nuestra visión institucional, creemos firmemente en que la producción y el desarrollo económico son compatibles con la conservación y el uso sustentable de los recursos naturales”. 

—detalló Manuel Jaramillo, Director General de Fundación Vida Silvestre Argentina—.

A través de una junta de firmas para derogar la ley, desde la Fundación apuntan que la solución para el sector ganadora no es asesinar estos animales, si no crear una Comisión de Control de las Especies Depredadoras de la Ganadería, quienes velaran por el cuidado óptimo a través de estrategias en el territorio.

Fundación Vida Silvestre

Esta ley se contrapone al esfuerzo de Argentina, y el mundo en general, por preservar sus ejemplares y evitar la extinción de ellos mismos. Deben encontrar la forma de incentivar una producción amigable con el medioambiente. 

Puede interesarte