Por Lucas Rodríguez
9 marzo, 2022

El breve video terminó con un cómico gesto del perrito. El gato en cambio, no tuvo problema en demostrar lo bien que lo había estado pasando.

Todos entendemos que algunas cosas son de una cierta manera y nunca cambiarán. Algunas son muy tristes, como la existencia de las diferencias de ingresos o la pobreza. Otras son un poco más neutras, como las estaciones del año. Pero un tercer grupo son esos que no tienen una explicación demasiado clara, pero que todos aprendemos y repetimos a lo largo de la vida. 

Un buen ejemplo de ellas es la rivalidad entre perros y gatos. No es que se haya declarado una guerra ni nada de esa clase, pero es cosa de poner a un perro y un gato que no se conozcan juntos, para notar que no hay demasiado amor uno hacia el otro.

Newsflare

Aunque quienes tienen mascotas aseguran que si se crían juntos, felinos y caninos pueden llegar a ser mejores amigos. Que alguien se lo diga al cachorro de este video, quien demostró sentir algo de vergüenza hacia su floreciente amistad con el gato de su casa. 

En el breve video compartido por Newsflare, se puede ver al dueño de los animales acercándose a ellos con su teléfono listo para grabar. Lo que se encuentra es a un joven cachorrito, echado encima del gato, abrazándolo y lamiéndolo. El felino parece estar disfrutando la escena tanto o más que el mismo perro. 

Newsflare

Lo cómico ocurre apenas el dueño entra en escena: sin pensárselo dos veces, casi asustado, el perro salta y se aleja del gato.

Todos sus gestos intentan dar a entender que él quiere fingir que nadie notó lo que había estado haciendo. A pesar de que la evidencia estaba en video ya, quien lo termina por traicionar es su nuevo amigo: a diferencia de la actitud del perrito, el gato simplemente se queda acostado; no parece estar demostrando la mas mínima intención en negar lo bien que se la estaba pasando. 

Newsflare

Puede que todo tenga que ver con la edad de los animales. A diferencia del cachorrito, el gato se ve de tamaño adulto. Esto debe ser la razón debido a la cual tiene más seguridad en sí mismo. Además de eso, los gatos nunca han sido de sentir vergüenza o el más mínimo remordimiento por sus acciones. Ellos son seguros de sí mismos a todo momento. 

Los cachorritos en cambio, aún están aprendiendo cómo funciona el mundo. 

Puede interesarte