Por Catalina Maldonado
24 febrero, 2021

Abandonado en la calle y con severas quemaduras, este perrito no tenía muchas esperanzas de sobrevivir. Sin embargo, la vida le dio una oportunidad y hoy es un bebé más de una familia con hijos pequeños.

Ningún perro merece ser abandonado u olvidado por la sociedad, ellos son parte importante de nosotros y deben ser tratados con el respeto, amor y sobre todo, con el cuidado que merecen, sino por qué los llamaríamos “el mejor amigo del hombre”.

Si bien todavía existen muchos perros en el mundo que viven la indiferencia de la calle, hay otros que han podido salir de ella y disfrutar de la vida que tanto merecen. Así es el caso de un cachorro que deambulaba con severas heridas pero que hoy, tiene una vida.

DFL

Una asociación llamada Dumb Friends League (DFL) encontró a este perrito gravemente quemado y sin hogar, quien fue rescatado el Día de Acción de Gracias en un estado que verdaderamente era bastante complicado.

Sin embargo, Robbie —como fue llamado este mezcla de labrador retriever de 1 año— desafió todas las probabilidades y logró mejorar rápidamente de las quemaduras severas que tenía desde la cabeza hasta la cola. 

DFL

“Probablemente fueron las quemaduras más graves que he visto en mi vida. Estaba muy delgado y simplemente no sabíamos cómo su cuerpo iba a poder recuperarse de ese tipo de lesión ” explicó Judy Zane, líder del equipo de servicios veterinarios de DFL.

La fundación no estaba segura de que Robbie lo lograría cuando lo llevaron por primera vez al refugio:

“La piel se puso muy en carne viva y enrojecida, tuvimos que ponerlo bajo anestesia solo para cambiarle las vendas porque era muy doloroso para él. En mi tiempo en el DFL nunca había visto un perro con quemaduras tan severas. Realmente causó un impacto. Es un gran ejemplo de lo resistentes que son los perros “.

—dijo Joan Thielen del DFL—.

Claro y es que Robbie le dobló la mano al destino, y tras cuidados y soportar mucho dolor por sus quemaduras, el cachorro comenzó a mejorar poco a poco. Tanto así que a los meses de su tratamiento, ya encontró un hogar lleno de amor. 

DFL

“Queríamos un perro, un perro joven, no un cachorro, que fuera bueno con los niños pequeños, y luego decidí al azar verificar Dumb Friends League y Robbie estaba allí y sonaba perfecto para nosotros”, dijo Dana Lahoff, la nueva dueña de Robbie, quien tiene dos hijos pequeños. 

DFL

Pese a que aún tiene algunas secuelas de esas horribles quemaduras, cada vez son menos y pronto serán solamente parte de un horrible pasado del que jamás volverá a vivir.

DFL

¡Encontró su lugar en el mundo!

Puede interesarte