Por Catalina Yob
15 mayo, 2017

Inédito registro muestra el verdadero uso de aquel colmillo que los narvales poseen sobre sus cabezas.

El narval es una especie de cetáceo que habita en los mares del Ártico y el norte del Océano Atlántico, el cual se caracteriza principalmente por tener una especie de colmillo de casi dos metros de largo situado sobre su cabeza. Éste puede llegar a pesar casi 10 kilos y hasta el día de hoy, no teníamos noción alguna de cuál era su verdadero uso. Un registro audiovisual captado por un drone capturó a dos de estos maravillosos animales marinos haciendo uso de su también llamado unicornio.

A pesar de que muchos aseguraban que éste era utilizado para combatir con sus depredadores o para la selección de sus parejas sexuales, el vídeo señala que en realidad éstos son utilizados para golpear y cortar los pescados antes de ingerirlos. 

A raíz del vídeo, científicos han asegurado que éste es en realidad la extensión de uno de sus caninos. Por miles y miles de años se creyó que éste servía como un receptor sensorial o un carácter sexual secundario, siendo que en realidad es una herramienta para facilitar la ingesta y posterior digestión de los alimentos.

AP
AP

Quienes recurrentemente los llaman como los unicornios del océano, han manifestado haberse sorprendidos tras enterarse de la verdadera función de aquel colmillo que sólo está presente en los machos, lo cual también está instaurando nuevos focos de investigación que permitan entregar más información sobre estas maravillosas criaturas.

El presidente de una de las organización de conservación animal más grandes del mundo (WWF), David Miller, ha manifestado que además de la impresión inherente que genera el vídeo, éste jugará un importante rol en la conservación del narval, del cual hasta ahora se tenía información muy poco relevante. 

“Mientras el Ártico se entibia y la presión aumenta, será importante entender cómo los narvales utilizan su hábitat durante su migración anual. Con esta información en la mano, podemos trabajar para minimizar los efectos del hombre en las actividades naturales de los narvales”.

¿Alguna vez imaginaste que este era el uso que tenían aquellos enormes colmillos?

 

 

Puede interesarte