Por Romina Bevilacqua
3 agosto, 2015

¡Sólo quiere que lo dejen en paz!

Imagina que vas en el coche y frente a ti ves a un pequeño elefante. Probablemente ya sea lo suficientemente tierno. Ahora imagínalo tratando de espantar a unas golondrinas que revolotean a su alrededor. ¡A-DO-RA-BLE!

httpv://youtu.be/kIy5aiRdtrc

Es difícil decidir quién ganó esta batalla en el Parque Nacional Kruger en Sudáfrica, pero definitivamente el elefante se ganó nuestro corazón.

Puede interesarte