Por Antonio Rosselot
24 septiembre, 2021

“Se está preocupando más de él que de sus propios bebés” comentó Brittany Callan (EE.UU) sobre su perrita Ruby, una doberman que acogió a este gatito abandonado por su madre y lo sumó a su numerosa familia, sin discriminar en lo absoluto.

Los doberman son una raza que está injustamente estigmatizada, ya que en la cultura popular son considerados como muy agresivos e incluso perversos. Pero tal como todos los perritos, con un poco de tiempo, paciencia y cariño pueden convertirse en los seres más dulces de todos.

Si no lo creen les mostramos el caso de Ruby, una de las seis doberman que vive en la casa de Brittany Callan (EE.UU), que demostró tener un corazón enorme para hacerse cargo de un gatito huérfano.

Brittany Callan

Resulta que la mujer se topó con este gatito recién nacido hace alrededor de una semana, en el lugar donde su marido estaba trabajando. Evidentemente no lo iba a dejar allí, así que se lo llevó a casa para protegerlo.

Ruby, en tanto, había sido madre de una camada de seis cachorritos hace poco tiempo y los estaba amamantando; por lo mismo, no le costó para nada acoger al gatito rescatado y sumarlo a su familia de recién nacidos como un hijo más. “Estaba destinada a ser madre de cualquier cosa”, comentó Brittany sobre su perrita en entrevista con USA Today.

Y así había sido en un pasado: la perrita había acogido a conejos, cobayos, pollos y patos, entre otros, lo que hizo pensar a Brittany que Ruby podría eventualmente hacerse cargo del pequeño felino.Y luego de un par de acercamientos entre ambos para generar confianza, el gatito se colgó de una de las mamas de Ruby y nació la magia.

Brittany Callan

Si bien la leche de Ruby cubre gran parte del aporte nutricional del gatito durante sus primeras tres o cuatro semanas de vida, la mujer ha estado dándole también algunos suplementos y fórmula para compensar lo que le falta. Y al parecer estaría funcionando de maravillas, ya que el gatito —bautizado como Ramblin’ Rose— ha subido 80 gramos en una sola semana desde que comenzó a mamar de Ruby.

Y como si fuese poco instinto maternal, la perrita también acarrea al gato tomándolo del pellejo del lomo, tal como lo hace con sus propios cachorros. “Se está preocupando más de él que de sus propios bebés”, observa Brittany.

La mujer no pretende quedarse con el gatito ya que a algunos de sus otros perros no les gusta su presencia, así que se lo regalará a un conocido.

Brittany Callan

Afortunadamente, el pequeño pudo salir adelante gracias a la atención y el cariño de una perrita que se aleja un montón del estereotipo que la afecta por su raza.

Puede interesarte