Por Alejandro Basulto
5 febrero, 2021

Además de su vejez y de ser no vidente, padece el síndrome de inmunodeficiencia felina, siendo aún más valorable y admirable el gesto de quienes lo sumaron a su familia.

El gatito Mr. Wilson es el protagonista de una historia de muchos padecimientos y maltratos. Venía de ser abandonado, encontrándose al momento de su rescate, en condiciones realmente lamentables. No solo ya tenía 11 años, era ciego y padecía el síndrome de inmunodeficiencia felina, sino que también había perdido muchos de sus dientes, y los que tenía, estaban rotos.

Três Pequenos Gatinhos / Instagram

Vale decir, que si no fuera por los voluntarios de una ONG que lo encontraron, muy probablemente hoy estaría muerto. Debido a que cuando fue salvado del infierno en que se encontraba, Mr. Wilson se hallaba en un estado crítico, entre la vida y la muerte.

Três Pequenos Gatinhos / Instagram

Este refugio para animales que le brindó la atención y los cuidados que tanto necesitaba, está ubicado en la ciudad de Salto de Pirapora, en Sao Paulo, Brasil. Allí fue donde llegó una mujer llamada Bárbara Teixeire, quien como siempre buscando mininos ante los cuales pensaba que nadie querría, vio en este minino ciego el gato ideal.

Três Pequenos Gatinhos / Instagram

El veterano Mr. Wilson, que de no ser por ella, muy probablemente estaría solo por mucho tiempo, y que al ser adoptado, podría convertirse en el adulto y referente de sus cachorros gatunos de un año. Un gato callejero que tenía mucho que enseñarle a las futuras generaciones.

Três Pequenos Gatinhos / Instagram

Sin embargo, no iba a ser fácil, ya que como todo gato enfermo y de varios años, esta humana tendría que dedicarle mucho tiempo a sus cuidados. De hecho, tuvo que firmar un acuerdo de responsabilidad, haciéndose cargo de su salud y su vida ante la ley. Además de que tuvo que ser evaluado su proceso de adecuación en su casa, ya que al ser tan anciano, muy probablemente podía tener problemas en su adaptación.

Três Pequenos Gatinhos / Instagram

Pero todo salió como Bárbara Teixeire esperaba, quien a través de su cuenta en Instagram, ha contado la historia de este minino no vidente y de sus otros dos gatitos. Tres dulces y adorables animales que actualmente se encuentran viviendo felices en su hogar, disfrutando de la compañía mutua que se dan y de la que los seres humanos que los rodean les brindan. Sin olvidar, que no hay día en que no reciban rica comida y las siempre bien recibidas caricias entre sus orejitas.

Puede interesarte