Simplemente lo golpeó, como demostrando su poder por encima del animal.

Si revisas el perfil de Facebook de algún amigo que haya viajado al Sudeste Asiático, es muy probable que entre sus fotografías te lo encuentres posando junto a un majestuoso tigre. La foto es realmente hermosa. El tigre es al parecer, más tierno que un gatito. Y bueno, sientes muchísima envidia de no haber vivido una experiencia tan única y especial.

753b-tiger-kingdom
Fuente

Como ves, todo parece maravilloso. Sin embargo, hay un par de detalles que te harán cambiar de parecer con respecto a la fotografía y la experiencia. Los tigres que se ven tan felices, están en realidad dopados, y han sido sometidos a años de castigos para convertirse en seres dóciles e inofensivos.

¿Lo puedes creer? Ve el video a continuación, que fue filmado durante enero de este año en un popular santuario de tigres de Tailandia y termina de convencerte. Se trata del momento en que un trabajador del lugar le da un puñetazo en la cara a uno de los tigres, sin razón aparente. Simplemente lo golpeó, como demostrando su poder por encima del animal.

httpv://youtu.be/KnNI_f4tBME

A raíz de todo esto, los grupos animalistas llevan años intentado acabar con estos templos. Y por ejemplo, en abril de 2015, lograron convencer a las autoridades tailandesas de liberar a los más de 100 felinos que vivían en el “Templo del Tigre” ubicado en Kanchanaburi, y en donde convivían con los mismos monjes.

crop
Fuente

El problema es que aún quedan decenas de lugares en Tailandia donde utilizan a los tigres como una entretención para los turistas. Lugares que se excusan diciendo que los tigres no están dopados. Que en realidad, ellos pasan naturalmente unas 16 horas al día durmiendo, y que por lo mismo, se los ve tan tranquilos mientras están en contacto con las personas que los visitan.

crop-1
Fuente

En resumen, estos lugares deberían liberar a los tigres y cerrar su puertas para siempre. Sin embargo, esto sólo podrá llevarse a cabo cuando los mismos turistas entiendan que deben dejar de pagar por esta atracción que parece tan adorable e inofensiva.

¿Qué te generó este video? ¿Visitarías uno de estos templos de tigres?

Puede interesarte